Poesias de la Nueva Era

Autor: Jorge Oyhanarte
 




EL lIBRO DE TU VIDA


En el "Libro de tu Vida"
has volcado sin medida
cada cosa acontecida
en tu diario devenir.


Todo está alli... en tu Gran Obra...
tu alborozo...tu zozobra..
lo que has escrito de sobra...
y lo que aun falta por escribir ...









TIENES LA ETERNIDAD!


¡Tienes la eternidad!... ¿por qué te apuras?...
¿No sientes el latido de la existencia?
Podrán cambiar tus formas… tus vestiduras…
¡pero jamás podría cambiar tu esencia!



¡Tienes la eternidad!...la llevas puesta
como un perpétuo manto inmemorial…
¡invitado de honor en una fiesta
que no tiene principio, ni final!…


¡Tienes la eternidad!... y vas… y vuelves…
cambiando de papeles… y de ropajes…
termina la función y los devuelves…
¡pero tu alma es la misma en cada viaje!


¡Tienes la eternidad!... vida tras vida
cargas en tu mochila la inmensidad…
¿¡cómo puedes entonces darle cabida
a las preocupaciones y a la ansiedad?!


¡Tienes la eternidad!... ¿y no te alcanza?...
¿Marchas apresurado detrás de un fin?
¿No sabes que la Vida es una danza
y tú… su más preciado danzarín?


¡Tienes la eternidad!... ¿para qué corres?
¿Acaso tanto apuro te hace felíz?
¿No entiendes que hay más gozo cuando recorres
lentamente las hebras de tu tapiz?





¡Tienes la eternidad!: ¡fluye con ella!,
como lo hacen las noches y los días…
que en su ronda incansable tras las estrellas
se acoplan a su exacta melodía…


¡Tienes la eternidad!... ¡ve más despacio!...
demórate en lo bello de cada rosa…
vuela con las gaviotas por el espacio…
siente la luz que vibra tras de las cosas…


¡Marcha tranquilo amigo… marcha sereno…
que nada puede herirte en realidad!
Y si la prisa apremia con su veneno…
¡recuérdate que tienes la eternidad!




NO JUZGUES A TU HERMANO


No juzgues a tu hermano, compañero de viaje…
por más que su conducta te pareciera cruel,
que sobre el escenario, no es más que un personaje…
actuando –como todos- su pequeño papel…


No juzgues a tu hermano…ni aún con el pensamiento…
¿Qué sabes de las causas que lo hacen ser así?…
¿Calzaste sus zapatos…aunque sea un momento?…
¿Indagaste las cosas que lo irritan de ti?…


No juzgues a tu hermano…cuando por inconsciente
se estrella en su vacío de acrobacia sin red…
él también –a su modo- va buscando la Fuente…
¡que del agua que calma todos tenemos sed!...


No juzgues a tu hermano…y si eso te costara,
pedile a tu Yo Grande que expanda tu visión…
comprenderás entonces al mirarlo a la cara
¡que somos pulsaciones de un mismo corazón!


…si pelearas las luchas de aquel a quien condenas…
…si sufrieras su angustia y su dolor insano…
…si arrastraras sus mismos grilletes y cadenas…
también tu exclamarías: “¡No juzgues a tu hermano!”.


 




RECIBES LO QUE DAS


El universo siempre te devuelve
exactamente lo que tú le has dado…
¡que nunca llega por azar o suerte
lo que en la vida, amigo, te ha tocado!


Él asienta, puntual en sus registros,
celosamente su contabilidad…,
y en base a ella, ordena el suministro
de tu desdicha… o tu felicidad…


En los asientos de su libro anota
cada gesto, cada idea, cada acción,
¡y sobre todo, aquello que denota
el secreto matiz de tu intención!


En la columna del haber revisten
todos tus actos de bondad inmensa…,
aquellas ocasiones en que diste
sin esperar ninguna recompensa…


Y en la del “debe”, en cambio, va anotando
tus ocultas facetas de egoísmo,
cuando aparentemente estabas dando…
¡pero sólo pensabas en ti mismo!

 

Después te acerca una perfecta copia
de todo aquello que tú le has brindado…
¡y empiezas a entender en carne propia
que sólo se cosecha lo sembrado!


Y percibes entonces, compañero,
que cuando das sin esperar a cambio,
se hace tu dar, gozoso y placentero,
porque escapa a la ley del intercambio…


¡Te sales de las normas del “mercado”
cuando no esperas nada en tu dación!..
y entonces -como un pago inesperado-
¡se te llena de amor el corazón!


Y comprendes, en toda su implicancia,
lo que intuías en tu paso aquí:
que cuando das sin esperar ganancias…
¡el universo te compensa a ti!


¡Que todo vuelve, compañero mío,
como vuelven las olas a la playa!:
las sombras lo persiguen al sombrío…
y la luz, al que alumbra donde vaya…
Porque la vida sigue una constante…
y la norma que rige su menú,
establece, mi amigo, a cada instante,
que de aquello que das…¡más tienes tú!









A LO QUE HAS VENIDO


Si es que hoy te toca estar anclado
en un lugar sin armonía…,
denso… opresivo… y pesado…:
¡allí hace falta tu energía!


¡Que para eso es que has venido
y no interesa, en tal sentido,
tu ocupación… o tu quehacer…


…si eres tal vez oficinista…
o un fabricante perspicaz…
o un excelente concertista…
o un ama de casa más...

                                                       



ASCENDER


Un resplandor dorado te limpiará los ojos
arrastrando tus miedos y tu dolor de ayer…
Y un fuego diamantino te quemará por dentro
reduciendo a cenizas lo que ya no ha de ser…



Y nacerás de nuevo… pero en el mismo traje…
aunque estará cambiada tu forma de mirar:
volverá tu visión a ser pura, inocente…
y con ojos de niño verás todo pasar...



Y hallarás en el otro
la extensión de vos mismo...
cantarás con sus labios… danzarás con sus pies…
Y en la Casa del Mundo, todos serán “NOSOTROS”,
Sin distinción de origen… de credo… ni de piel…



Y habrá en todos los rostros...
en todas las miradas…
en todas las sonrisas, una misma ilusión:
anclar la Nueva Tierra sobre el viejo planeta
mientras cantamos juntos la más dulce canción…


Y al despuntar el alba de lo bello y lo bueno,
en esa hora soñada de reír y cantar,
¡seremos como un río de manos enlazadas!,
¡millones de latidos… y un solo palpitar…!




Enlace:






3 comentarios:

carminia dijo...

¿Te has dado cuenta de que es un héroe?
El trabajo diario, tareas difíciles,la lucha constante, todo eso hace de ti un héroe.
Entonces no te desanimes, porque los héroes superan las dificultades con alegría.
¡No te irrites nunca!
Mira a todos con buenos ojos, tratando de sembrar el coraje y la alegría que habitan en ti.
para usted jorge
de Alicia Salinas..

Lucia Acosta dijo...

Hola y es un placer enorme haber encontrado su página; es hermosa su poesía su voz. Nada es casualidad todo llega en su momento. Al terminar su audio El Libro de la Vida, usted formuló una pregunta: te gusta lo que has escrito? Si, me gusta y mucho lo que he escrito en mi libro, aún sin saber que Yo siempre he sido un Ser de Luz, al igual que todos mis semejantes, imagínese ahora que ya se quien soy, la lectura, de mi libro, al final de esta encarnación la vislumbro Maravillosa! Gracias !!!

Gilma dijo...

jorge tu poesia es tan sincera tan limpia tan real que siempre que la leo me emociona bendiciones gilma

HTML

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...