Uso de las Velas






EL FUEGO: La luz de la vida


Tras sacar una rama del fuego, un cazador de la Edad de Piedra se sirve de ella para iluminar el camino hasta su cueva. Al entrar en la cueva, la llama se apaga y la acogedora visión del hogar se desvanece en la oscuridad. Ya en la Edad de Piedra se iluminaban los hogares con astillas de madera o juncos sumergidos en resina, cera de abeja o brea.

Estas sustancias, unidas al extremo de un palo, ardían fácilmente, pero la llama no tardaba en apagarse. Para conseguir una llama más duradera, aunque con mucho más humo, se introducía en un cuenco un montón de musgo o hierba, mezclados con grasa animal. Otro sistema utilizado fue creando una mecha elaborada con pelos de animales trenzados recubierta con cera de abeja. También se fabricaban lámparas de piedra o barro que ardían con aceite animal. 




Las consecuencias del descubrimiento y de la utilización del fuego fueron numerosas: su luz y calor le proporcionaron al hombre la posibilidad de dejar de vivir en la oscuridad y de combatir el frío; el fuego sirvió para endurecer la madera, para cocer alimentos y se convirtió, al mismo tiempo, en un arma de defensa contra los ataques de los animales y de otros hombres de tribus rivales. Servía para matar, pero también para curar, y gracias a todas estas características, empezó a ser considerado como un elemento mágico cuyos misterios empezaron a intentar adivinar reunidos alrededor de las primeras hogueras de la noche de los tiempos.

ORIGEN DE LAS VELAS


Alrededor del siglo I D.C. los romanos inventaron la vela de cera refinada utilizando una mecha de pabilo, de esa manera auxiliaban a los viajeros en la oscuridad y proveían de luz a los hogares y sitios de culto. Al igual que los egipcios, los romanos utilizaban el cebo de ovejas y vacas como principal ingrediente. Esta vela, con una mecha de fibras retorcidas, ofrecía una llama fija y clara que apenas producía humo.





Las velas de cera se usaron en las iglesias durante toda la Edad Media, si bien para el uso doméstico se empleaban unas velas de sebo más baratas. Las primeras velas se elaboraban sumergiendo repetidamente una mecha de algodón o lino en grasa caliente, hasta que la vela alcanzaba el grosor adecuado. Hacia el siglo XVII los fabricantes introdujeron la mecha en un molde de madera o metal lleno de cera o grasa fundidas.


A fines del Siglo XVIII, gracias al auge de la caza de ballenas, las velas comenzaron a hacerse con su esperma, el cual lo obtenían de la cabeza del animal. Tuvo gran éxito, ya que las velas que se fabricaban con este material no tenían olor desagradable al prenderse, además, no se reblandecían o deformaban con el calor del verano.

Las primeras velas y cirios se elaboraron con sebo, grasa animal que desprendía un humo negro poco atractivo; luego este ingrediente fue reemplazado por la cera de abeja, un elemento de costo elevado que sólo podía ser adquirido por los clérigos y las ricas minorías. A mediados del Siglo XIX, el desarrollo de la estearina como compuesto químico, originalmente producido a partir de la grasa mineral refinada, produjo grandes cambios en la técnica de hacer velas. Estas comenzaron a hacerse de mayor duración y dureza y los colores se tornaron más opacos y de buen olor.





EL USO DE LAS VELAS


I. Las Velas y el Feng-Shui


La vela significa la energía Yan, es decir el entusiasmo, la vida, el instrumento de comunicación con el Universo. Debido a que para el hombre la luz de la vela representa iluminación según el Feng Shui, al momento de encenderla se tiene que hacer con respeto y con una intención muy específica.

El confirmar esa petición al momento de encender la vela, la energía de su luz se irá hacia donde se desea y evitará que otras energías no tan buenas presentes en el ambiente se alimenten de esa luz.

Se dice también en el Feng Shui, que el fuego de la vela cancela o cambia cualquier energía o conflicto que haya, ya sea en el hogar u oficina, siendo todavía más eficaz dependiendo de su color, el cual va en coordinación con los astros y los días de la semana.



.


Esta disciplina resalta también la importancia de los cinco elementos: Madera, fuego, tierra, metal y agua; por lo que deben estar presente en los candelabros o representados a través de flores, palitos o cualquier otro símbolo semejante, sobre todo cuando son la base de velas flotantes. En cambio, si la base es de metal, la vela debe ser blanca.


Con qué prender la vela también influye para lograr esa energía positiva, por lo tanto es mejor utilizar fósforos de madera o papel y apagarlos agitando la mano; otro consejo es no apagar la vela, sino dejarla encendida hasta que se consuma.

El Feng Shui, contempla que el lugar indicado para colocar una vela es el sur o suroeste de la casa o habitación; si la coloca hacia el sur habrá fama, éxito y entendimiento para su familia, eliminando al mismo tiempo las depresiones, ansiedades y angustias. Fomenta una mejor circulación de energías y además, contribute con una buena imágen personal.

Una vela apuntando hacia el suroeste fomenta las energías de la pareja, procurando una mejor relación sentimental, romántica y también familiar.

Hacia el este (sol naciente): Para fomentar el bienestar general y la armonía familiar. Recárgate de energías con velas de colores de fuego (rojo, amarillo, anaranjado, rosa) en esta ubicación. Este sector también será el elegido para llamar a las energías curativas en casos de enfermedades.

Hacia el oeste directo: Si deseas atraer viajes, traslados, si auguras mudanzas y cambios de domicilio, coloca tus velas hacia el oeste directo.

Hacia el noroeste: Con velas en esta ubicación lograrás fomentar tu creatividad y la de todos los miembros de la familia.

Hacia el norte: Para darle un golpe de energia positiva a tu trabajo y carrera laboral y profesional. Elige bien sus colores en función de la meta por conseguir.

Hacia el noreste: Si además de fomentar tu carrera deseas también crecer tú dentro de tu profesión, en tu cultura y conocimientos, elige el rincón noreste de la casa o de la habitación para colocar tus velas.


 II. Los Angeles y las Velas




El poder oculto que resguarda una vela es fantástico si se utiliza de una manera apropiada y si a ello le agrega invocar algún santo de su devoción, agilizará de algún modo la rapidez para que se llegue a cumplir.

Desde tiempos inmemorables, las velas, veladoras o cirios, han ido de la mano del ser humano, ya que este es un vehículo para elevar un presente al Ser Supremo.

El hombre nunca ha perdido el sentido mágico de la existencia, de una u otra manera, ha mantenido, como el centauro que lanza la flecha, sus ojos pendientes del firmamento, los astros, la naturaleza y  Dios.

De esta forma, el hombre siempre ha reconocido el fuego como una manifestación divina y sabe en su interior que el fuego es la puerta que ha de abrirle el sendero hacia la iluminación.



Elementos de una vela:


 La cera de abeja es un elemento que pertenece al reino animal. En términos simbólicos, es la "carne" de la vela.


 Un elemento vegetalla mecha de lino o algodón, es la columna vertebral, o mejor aún, la "Kundalini de la vela.

 Un elemento ígneo, la llama, es el alma de la vela, lo que comunica con el universo, así como el espíritu del hombre espiritualmente evolucionado le conecta con el Universo y con Dios.

En este sentido, la vela encendida es una imagen simbólica de las criaturas de Dios; es una imagen del hombre en curso de evolución hacia un estado angélico. Es por ello que puede afirmarse que la llama de una vela o de un cirio "lleva la plegaria hacia la divinidad".

Lo más importante es elegir un sitio adecuado para poner su pequeño altar, no sería lógico que lo hicieses en la cocina o en cualquier habitación estresante de tu casa.




III. Ritual con Velas


Cada persona realiza su propio ritual, y el mismo dependerá de las creencias particulares y de los gustos de cada quien. Aquí se expone un ritual que puede seguir o quizás  le sirva de guía para personalizar el suyo.


 Busca un sitio limpio y tranquilo, si es posible pon un mantel o tapete blanco.

 Encima de la mesa, escenifica los cuatro elementos: agua, aire, tierra y fuego

  • El primero con un recipiente pequeño con agua.
  • El segundo con una varita o cono de incienso.
  • El tercero poniendo un poco de sal marina en un cuenco.
  • Y el cuarto con la vela.




En la parte delantera coloca la vela. El agua a la izquierda, la sal a la derecha y en la parte de atrás el incienso (en forma de cruz).

 La vela se ha de prender siempre con una cerilla de madera.

 Nunca se debe apagar soplando, sino ahogando la llama con una cuchara, con el interior de un vaso, o con un apagavelas de los que puedes encontrar en cualquier comercio.

 Es recomendable que cuando una vela se encienda, se deje terminar hasta el final.

 Para encender el incienso se ha de usar cerillas de madera, hay que avivarlo agitándolo y después dejar que se agote por sí mismo.

 Las cenizas que queden del incienso se esparcirán en el aire (terraza, jardín, etc.) pero, nunca, debemos deshacernos de ellas tirándolas en el lavabo o en el cubo de la basura.

 La petición al Ángel se debe escribir preferiblemente en un papel con lapiz, no bolígrafo, y se puede poner debajo de la vela, el cual se quemará al irse consumiendo la misma; también puedes escribir su petición a lo largo de la vela, poniendo su nombre y fecha.

 Enciende la vela y el incienso y pasa a visualizar lo que deseas como si ya estuviera realizado.... Seguidamente da las gracias.

Debemos tener una conciencia firme de que actuamos en nombre del bien y de la luz.


VELAS PARA LOS ANGELES Y ARCANGELES


Colores de velas que corresponden a los ángeles y arcángeles, con los dones que nos otorgan cada uno de ellos.




Ángel de la Guarda: Vela color RosaCeleste o Blanca. Para protección de nuestro mundo Físico y Espiritual.
Arcangel Chamuel: Vela color Rosa. Para pedidos de amor y armonía.
Arcangel Gabriel: Ángel de la anunciación, protector de embarazos y matrimonios. Patrono de los carteros y telecomunicaciones. Color de vela Blanco.
Arcángel Jofiel: Vela color Amarilla o Dorada. Para pedir claridad mental e iluminación.
Arcángel Miguel: Vela de color Azul, para corte de trabajos de magia negra y negatividades en general. Para protección espiritual, contra envidias, celos y egoísmos. Para crear una barrera protectora que impida la acción destructiva de fuerzas negativas.
Arcángel Raphael: Arcángel de la salud y para los buenos viajes. Vela de color Verde.
Arcángel Uriel: Vela color Naranja. Para pedir prosperidad.
Arcángel Zadkiel: Vela color Violeta. Para pedir por cortes de negatividad. Purificación.

El incienso es un auxiliar indispensable a efectos de una realización más intensa y profunda del ritual, cuyo aroma no sólo purifica el ambiente, sino que ayuda a establecer una vía mística de contacto entre usted y los poderes superiores.


AROMAS...


Existen diferentes aromas donde elegir, y también cada uno de ellos tiene su función:

Ámbar y Musk, para limpiar, y contra lo negativo

Jazmin, Clavel, Violeta o Canela, para atraer la buena suerte y protección contra accidentes, enemigos y contratiempos.

Lavanda, Rosa o Sándalo, para crear un buen ambiente familiar. 

Puede encender cada día de la semana una vela a sus ángeles, e incluso hacerles una novena (nueve días seguidos). Si utilizas una veladora, deberás repetir en voz alta el salmo que aparece en ella para atraer a tu vida lo que la veladora significa.


El color de la vela es muy importante, porque cada color encierra en sí mismo un significado diferente para los distintos usos y para la consecución de resultados concretos.

Amarilla: Dinero. Devoción, Abundancia, Buena Suerte
Anaranjada: Concentración, Claridad Mental
Azul Claro: armonía, Serenidad
Azul Oscuro: Paz, Bondad
Celeste: Paz, entendimiento, paciencia
Blanco: Descanso, Comunión, Pureza, Espiritualidad.
Dorada: Negocio, Poder espiritual. (igual las amarillas)
Gris: igual que las plateadas
Morada: Concreción y soluciones
Marrón: Amistad
Roja: Amor, afecto,Pasión.
Rosada: Armonía, Dulzura, Amor.
Verde: Dinero, Negocio, Prosperidad
Violeta: Espiritualidad, meditación, calma, transformaciones
Plata: Dinero (petición)


RECOMENDACIONES GENERALES PARA SU USO:

1) Es importante saber cómo, cuándo y por qué usarlas.

2) Definir claramente si el trabajo, la petición o el deseo devocional es para uno mismo o para otra persona.

3) Si es para otra persona, es indispensable contar previamente con su aprobación y con su deseo. De no ser así, incurriremos en un error básico dentro de lo que es un ritual de Magia Blanca, pues al carecer del fluido esencial etéreo de la persona en cuestión, nuestro trabajo sería en vano, nulo, o incluso nocivo.

4) Escoger minuciosamente el día, la hora, el planeta, el signo astrológico, el santo protector, la oración o salmo y el color de la vela correspondiente, dependiendo del deseo o la cuestión a formular.

5) Tener presente que la vela puede trabajar como método de protección, o bien como una ayuda para alcanzar un deseo, para cualquier enfermedad o simplemente para pedir luz y guía en nuestro diario vivir.

6) El uso de las velas o veladoras no es un juego y por ello no hay que abusar de su uso. Lo que podemos solucionar a través de nuestros esfuerzos personales no requiere ayuda mágica de ningún tipo. Procura no caer en el abuso indiscriminado, que solo te llevaría a una dependencia pueril, y sé respetuoso de la llama divina y vera que así obtendrás mejores resultados.

7) Encender una vela es un ritual mágico, es tocar a una puerta, es invocar a unas fuerzas y recurrir a unas esencias superiores a las cuales deberemos recurrir sólo en caso de verdadera necesidad. Más vale dar que recibir y cada vez que pedimos y nos es dado, debemos ser conscientes de que a nuestra vez tendremos que corresponder en su justa medida, por ello no pidas más de lo que necesitas y da lo que puedas devolver.

8) Usa una veladora, vela o cirio para cada cosa. Esto quiere decir que si por ejemplo, hacemos una petición por nuestro futuro inmediato en el plano sentimental, no podremos utilizarla a continuación para referirnos al ámbito profesional de nuestro porvenir. 

9) Aunque existen personas que prefieren velas cuadradas, pirámides o grabadas, podemos asegurarte que las velas normales, comunes y corrientes, son tan efectivas como cualquier otra, sin importar su materia de fabricación o cualquier otro factor de su apariencia externa.

10) Es recomendable tener un lugar o una habitación especifica en nuestro hogar donde poder efectuar con los mínimos requerimientos nuestro trabajo mágico con las velas. Preferentemente que sea el lugar más privado y con menos ruido para hacer más fácil nuestra concentración, puesto que al tener un ambiente favorable nuestro magnetismo funciona mejor y la puerta que conduce a la iluminación se hace más asequible a nosotros. Aunque en casos extremos es válido cualquier lugar.

11) La mesa de trabajo o altar puede ser de cualquier tamaño o forma, pero es importante tener en cuenta que si este altar o mesa tiene otros usos cotidianos en el hogar, deberá cubrirse al efectuar el ritual con el fin de proteger el magnetismo al que estará expuesta. Lo mejor es que la mesa o altar quede cubierto con una ropa de algodón, hilo o seda y que sea exclusivamente para el uso de nuestro trabajo.

12) Cuando se carece de una vela con un color determinado, siempre se puede recurrir a una blanca, pero nunca a la inversa, ya que esta comprende todos los colores.

13) Es indispensable que en nuestro altar o mesa de trabajo se encuentren representados los cuatro elementos básicos de la naturaleza: Fuego, Aire, Agua y Tierra.

14) El Fuego y el Aire quedan representados a través de la propia vela. En cuanto al Agua y a la Tierra, podemos recurrir a una copa o vaso que tenga dicho elemento al que se le añadirá una cucharadita de sal.  Y la Tierra vendrá representada mediante un pequeño puñado de la misma.









2 comentarios:

Lourdes Umpierrez dijo...

Gracias, gracias y gracias. Excelente el material, el amor con que se ha realizado el blog y cuánta ayuda a quienes por causalidad llegamos hasta él.

CATALINA dijo...

GRACIAS ,MUCHAS GRACIAS ;ME ENCANTA TODO ESTE MATERIAL ;NOS ENSENA Y ILUMINA NUESTRO ESPIRITU.GRACIAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...