Cristales de la Tierra






Los minerales y las gemas, al igual que los humanos, encierran en su interior toda la magia del Universo.

La piedra trasciende el tiempo y permanece como registro y testigo de todas las épocas. Guarda la memoria de nuestro planeta, aun del conocimiento perdido u olvidado de aquellos seres abocados a vivir en plena armonía con el Cosmos.

Estamos habituados a considerar los minerales sólo como materias primas para la industria, como objetos de interés científico o como objetos preciosos, pero con frecuencia ignoramos las extraordinarias virtudes que les fueron atribuidas en el pasado.



Las piedras son energía concentrada. Ellas actúan a través de sus vibraciones y sus colores. Cada piedra tiene su vibración específica, la cual a su vez puede ser transmitida a las propias vibraciones humanas.


Los minerales tienen a sus espaldas una historia milenaria de tradiciones y leyendas en el campo de la magia, la alquimia, la astrología, el simbolismo religioso y la medicina.


minerals Pictures, Images and PhotosLos minerales son los canales por los que el humano, desde siempre, ha encauzado las energías cósmicas, telúricas y solares, además de armonizar sus propias energías y dirigirlas hacia un determinado fin, dependiendo del mineral del que se trate.

Los cristales nos muestran el camino para atraer el espíritu a la materia, para despertar y poner en acción nuestra misión. Igualmente, nos abren una nueva senda de transformación y purificación en todos los niveles del Ser. Nos limpian, equilibran y relajan; también son armonizadores y nos ayudan a encontrar nuestro centro, a enfocarnos sin distracciones y a evitar la dispersión de la mente inquieta.


Son amplificadores de energía, la traducen y sincronizan; son verdaderos agentes de cambio. Colaboran con la alquimia interior, nos conectan con el constante fluir de la vida y nos sintonizan con la vibración de nuestra Alma.
 
Los cristales tienen el poder de recibir, contener, proyectar, emanar, refractar y reflejar la luz, esa suprema expresión de las energías conocidas del mundo físico. Y al explorar los cristales, sabemos que tal manifestación física no es más que una variación vibratoria de una esencia primigenia.


Los cristales pueden participar en el proceso de conscientización enseñándonos la armonía de la esencia creadora y unificadora del Universo. De igual manera, dado que el cristal mantiene un alto orden, sus equilibrados patrones de energía pueden estabilizar la estructura molecular del campo energético que rodea al ser humano, el cual es extremadamente complejo y variable.





Todas las culturas en todos los tiempos han utilizado los minerales para su avance espiritual y material. Así, en la Atlántida, utilizaban el cristal de roca para captar los rayos solares y abastecer las ciudades de energía y calor. En sus templos, el Lapislázuli y la Malaquita creaban con sus vibraciones energías curativas e incentivadoras de todo lo espiritual. Todo ello en conjunto con un mineral desconocido en la actualidad que extraían del mar y al que llamaban Oricalcum. Con este mineral marino construían todos sus edificios, ya fueran templos o viviendas, formando una de las civilizaciones más espiritual, avanzada y hermosa que ha habitado el planeta.


En Egipto, claro espejo de la Atlántida, utilizaron el poder de los minerales para algo que resulta bastante desconocido: la construcción de las Pirámides.


Los sacerdotes, conocedores del inmenso poder contenido en aquellas gemas (trozos de piedras para la mayoría de la población), las utilizaron para que su civilización dejara clara huella en la Historia. Nada era dejado al azar; hasta la más ínfima gema que adornaba la cabeza o el pecho de los faraones y sacerdotes era minuciosamente calculada tomando en cuenta sus radiaciones para beneficiar o potenciar a esa determinada persona.

En nuestros días se ha perdido la conciencia del valor de los minerales; sin embargo, si dirigimos nuestros ojos hacia Oriente, vemos en sus templos y casas la gran presencia de minerales y piedras preciosas que ayudaron al auge y expansión que tuvo esa cultura milenaria.

Contemplando América o África, vemos en sus llamados “pueblos primitivos” cómo los amuletos y talismanes marcaban a sus jefes, sus actos y sus vidas.

Para aquella persona que desconozca este tema o sea algo escépticos, le propongo que haga lo siguiente:

crystals. Pictures, Images and Photos


Tome un cuarzo en su mano, cierre el puño, relájese y respire despacio. Al cabo de unos minutos sentirá cómo late su mano y cómo la energía del cuarzo se funde con la suya. Aquellos más sensibles notarán una espiral de energía surgiendo de la palma de la mano que recorre todo el cuerpo inundándolo de paz.

Una vez realizado este ejercicio, se encontrará mejor, y tal vez crea un poco más en la magia de las piedras.

La Naturaleza nos sorprende cada día más. Sus tesoros y su sabiduría hacen que el hombre se empequeñezca y que al mismo tiempo se sienta importante por formar parte de ella. La fascinación que sentimos hacia los minerales no es más que la necesidad de reconectar con la Tierra de la que formamos parte. A través de ese contacto el ser humano puede cristalizar todo su potencial y sentirse inspirado para seguir evolucionando. Conectar con los cristales es conectar con el Espíritu.

GEMOTERAPIA


Consiste en la curación mediante el uso de cristales y gemas. Uno de los cristales más utilizados es el cuarzo transparente. Tarda más de 10.000 millones de años en formarse y más de un tercio del planeta está compuesto por este mineral. Su capacidad de vibrar y resonar hace que sea esencial en los instrumentos de comunicación, guías de sistemas y ordenadores.

La clave del cristal de cuarzo transparente como instrumento sanador reside en lo que la ciencia llama su efecto piezoeléctrico. Este efecto también está presente en las gemas de color, aunque en menor grado. El cristal vibra en armonía con la energía magnética del núcleo terrestre. Comparte el magnetismo de la polaridad planetaria y la radiación energética solar. Absorbe, almacena, transforma y transmite esa energía. 


La energía del cristal de cuarzo penetra con su resonancia en los espacios entre los átomos para transmitir cambios en las células.


Puede utilizarse para la sanación física, el desarrollo psíquico, estimular el conocimiento y el intelecto, inducir sueños y visiones, modificar el estado de ánimo. El cristal de cuarzo alivia el dolor, estimula la curación y la regeneración natural, equilibra el aura, transmite colores (cromoterapia) y fomenta la meditación.

Los cristales trabajan básicamente sobre el cuerpo etérico para restablecer la armonía y el equilibrio emitiendo vibraciones consistentes y repetitivas. La respuesta es una afirmación con estas vibraciones y de esta forma se restablece el equilibrio natural. 
 
Elección del Cristal
Cada persona ha de elegir el cristal por el que se siente atraída, sosteniéndolo en sus manos, sintiéndolo y decidiéndose por aquel que le transmita una sensación de frescor, viveza y actividad.

Después es necesario limpiarlo y purificarlo de las energías de otras personas. Para ello se introduce en sal marina durante toda la noche. El siguiente paso es vincularlo con su propietario; es decir, el cristal ha de resonar con la energía de esa persona. Para ello has de llevar el cristal encima durante el día, en el bolsillo izquierdo o en una bolsita colgada del cuello; sostenerlo y percibirlo a menudo y dormir con el cristal bajo la almohada o en tu mano izquierda. Durante este proceso de vinculación te sentirás cada vez más relajado. Nadie, excepto tú debe tocar el cristal durante el proceso de vinculación, el cual dura aproximadamente un mes.

La Curación
Debes sostener el cristal de cuarzo con tu mano izquierda e imaginar que una luz dorada del color deseado lo atraviesa y llega después a ti o a la zona de tu cuerpo que deseas sanar. Visualiza cómo el color penetra en tu cuerpo por el lado izquierdo y recorre la zona afectada.

Los cristales que se sostienen en la mano izquierda se usan para recibir energía y los que sostienes en la mano derecha, para enviarla. De modo que para sanar a otra persona el cristal debe sostenerse en la mano derecha.

Después de cada uso deberá purificarse el cristal, pero con métodos más suaves, como su exposición al sol directo durante unas 4 horas.

Cuando se utilizan gemas de colores el proceso es similar, con la excepción de que cada gema se utiliza para el tratamiento de afecciones diferentes. Su uso se basa en los colores y los chakras. Así, una piedra que trata los dolores de cabeza puede no ser efectiva para los trastornos digestivos. Una vez seleccionada la piedra adecuada, debe llevarse encima o dormir con ella sosteniéndola con la mano izquierda.








  



Enlaces:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...