Las Eras Astrológicas y el Gran Año Platónico





Durante el tiempo de las diferentes Eras, los sucesos humanos mundiales toman el curso de las características del signo de la constelación en que están estacionados.

Las Eras Astrológicas se basan en el cambio gradual que hace el punto vernal o equinoccio de primavera en su señalamiento hacia una constelación sideral del Zodiaco. Cada equinoccio de primavera el Sol apunta hacia una constelación zodiacal y cada año apunta un poco hacia atrás con respecto al año anterior; así es como ese señalamiento va retrocediendo poco a poco hasta que después de un par de miles de años la constelación ha retrocedido en apariencia hasta entrar en otra constelación. A este movimiento se le llama Precesión de los equinoccios.

La duración de cada Era se relaciona con el tiempo que esta precesión equinoccial tiene sobre una constelación determinada según su tamaño, pues no es regular. En general cada era dura en promedio entre 2000 a 2300 años pero hay constelaciones más grandes como la de Virgo que haría que durase una era aproximadamente 3,000 años. Las Eras han corrido al revés de como conocemos el sentido del Zodiaco.





FASES DE LOS CICLOS


El Gran Año Platónico de casi 26,000 años de duración, es en realidad un año como tal con sus tiempos análogos a un año normal y común de 365 días. Tiene las mismas fases análogas, estaciones, solsticios, equinoccios, pero la diferencia es que sucede en un tiempo enorme comparado a la vida común de tan sólo un hombre.

El “Año Ciclo” existe en escalas y en formas microcósmicas y  macrocósmicas. Existe el Año Tropical o Ciclo Anual que marca el tiempo de 365 días donde el Sol se mueve en apariencia y marca tiempos y al final vuelve al mismo punto. Existe el “Ciclo Diario”, es decir el Día, donde el Sol se mueve en apariencia alrededor de la Tierra en 24 horas y completa un ciclo completo diariamiente.

Realmente estamos rodeados de ciclos y ciclos dentro de ciclos. Inclusive existen ciclos mayores al Gran Año Platónico, existe un Año más grande todavía que el Año Platónico, y es el Año Galáctico que es muchísimo más grande, es el ciclo completo de nuestro Sistema Solar alrededor de la Galaxia, y así damos una vuelta entera a la Galaxia entre 220 a 250 millones de años.





Un Ciclo contiene cuatro fases principales que atañen a la evolución de las conciencias, como bien lo dice el principio hermético del péndulo, aquello que asciende tarde que temprano desciende, los ciclos todos contienen esa forma de Ley hermética, todos los ciclos obedecen a la Ley.

La Luna es un ejemplo muy claro, ella nos enseña con sus fases la validez clara de la Ley del Péndulo. La Luna Nace, Crece, Completa y Decrece. Todos los ciclos tienen esas fases. El Día normal de 24 horas también presenta esos tiempos, nace el Sol en la Madrugada, crece el Sol en el Amanecer, luego completa o esplendorea el Sol en el Mediodía y decrece el Sol en la puesta o Atardecer.

De la misma manera, el Sol Espiritual manifiesta esa Ley del Péndulo en el Año Tropical de 365 días. Nace en el Verano al Solsticio de Verano, crece en el Otoño al Equinoccio de Otoño, esplendorea en el Invierno en el Solsticio de Invierno y mengúa o decrece en la Primavera al Equinoccio de Primavera, con la Pascua.

El Gran Año Platónico no escapa a la Ley y manifiesta las mismas fases; el marcador es el Centro Galáctico que es como un Sol Mayor. El Centro Galáctico nace en la Era de Leo, crece en la Era de Taurus, esplendorea en la Era de Aquarius y decrece en la Era de Escorpion, obviamente tiene en cada fase un solsticio o equinoccio según el caso. En el Nacer del Centro Galáctico oscurre una alineación con el Sol en un solsticios de Verano y es un Solsticio de Verano Platónico, luego en el Crecer ocurre una alineación con el Sol en equinoccios de Otoño y es un Equinoccio de Otoño Platónico, posteriormente un Esplendor en una alineación con el Sol en solsticios de Invierno y es un Solsticio de Invierno, finalmente un Menguar en una alineación con el Sol en equinoccios de primavera y es un Equinoccio de Primavera Platónica.




Algunos se preguntarán por qué considero que la Plenitud sea en Invierno y no en Verano, y que el Decrecer sea en Primavera y no en Otoño. Lo que sucede es que ocurre una dualidad, y el mundo espiritual es superior al físico. No confundir que aunque el Verano sea tan radiante físicamente, en realidad el Sol está más alejado de la Tierra en ese tiempo, mientras que en el Invierno el Sol está más cerca de la Tierra; realmente ocurre una dualidad, pero el ciclo se puede percibir según los signos que transita el Sol.

El periodo del signo de Cancer hasta el signo de Virgo es un nacimiento de la conciencia, la encarnación del espíritu que despierta a su conciencia; después, a partir del signo Libra hasta Sagitario es un crecer de la conciencia hacia planos superiores, posteriormente la conciencia del espíritu es plena y madura en Capricornio hasta llegar a Piscis. Sin embargo, en Aries el espíritu muere pues ahí encarna en la materia nuevamente y su conciencia se duerme ya que se vincula hacia su crecimiento material pasando involucionariamente por Tauro y Geminis, trabajando su nivel físico instintivamente. Éstos cambios de la conciencia son un tema muy profundo.




Fases de Involución y Evolución

Sin embargo, aparte de las fases de Nacimiento de la Conciencia, Crecimiento de la Conciencia, Plenitud de la Conciencia y Decrecer de la Conciencia, existen otras fases más, éstas son: Evolución e Involución. Éstas fases son parte de la Ley del Péndulo. 

La Evolución es a partir del Nacer de la Conciencia hasta la Plenitud de la Conciencia y de ahí realmente se viene abajo todo, entonces a partir de la fase de Plenitud de la Conciencia que comienza la Involución, gradualmente todo comienza a descender. El Eje de Solsticio a Solsticio es uno; hacia arriba es una Evolución y hacia abajo una Involución, el punto medio es un Equinoccio ya sea de Descenso o bien de Ascenso.

Éstas fases son una parte microcósmica y otra macrocósmica. En realidad la Involución y Evolución es dual, porque cuando evolucionamos en un sentido parece ser una involución en otro sentido, es decir, cuando es Evolución en la materia es Involución en el espíritu, y cuando es Involución en la materia es Evolución en el espíritu. Cuando dormimos es una réplica microcósmica de las fases de Involución y Evolución. Al dormir involucionamos con respecto al mundo físico, éste se regenera, pero en el plano astral evolucionamos porque allí el espíritu se desarrolla, mientras al estar en vigilia evolucionamos con respecto al mundo físico pero involucionamos en el plano astral; el astral en éste caso representa el nivel espiritual opuesto al material. El astral en el momento de estar despiertos se desgasta y degenera.

La Evolución trata de espiritualizar, es decir traer el plano superior al mundo en el que estamos que en éste caso es el físico, convertir la materia al modo del plano superior ideal; la Involución es inversa, se trata de materializar al espíritu, es decir convertir el espíritu en materia, densificarlo. 

La Involución y Evolución se presentan duales siempre, cuando parece ser Evolución ocurre una Involución con respecto al otro sentido.Por ejemplo, de la Era de Leo a la Era de Acuario ocurre la Involución con respecto a la materia, porque ésta se espiritualiza, es un sueño de la Materia, se ensueña y se realiza según esa ensoñación, se hace espiritual, pero al mismo tiempo es una Evolución para el Espíritu porque se concreta a sí mismo, se realiza, en realidad es creación lo que ocurre, el Espíritu crea conscientemente. El caso inverso, o sea,  de la Era de Acuario a la Era de Leo, ocurre una Evolución con respecto a la Materia porque ésta se densifica, se materializa, entra propiamente en su vigilia, mientras que para el Espíritu es Involución porque se materializa, se densifica.




Pero para no confundirnos solo diré que en el estado de Involución el Espíritu se sumerge en la Materia para crear la materia y regenerarla, esto es, preparar los cuerpos físicos y cuerpos energéticos de los seres para su posterior evolución. El Espíritu regenera el cuerpo físico mientras el alma se separa al mundo astral, mientras que la Evolución es la toma de conciencia de los seres ya previamente regenerados y ahora el Espíritu se ocupa de crear hacia afuera el alma para que vuelva al cuerpo físico y así se desarrollarán por sí mismos trayendo el mundo astral al físico.
Todo ésto es realmente complicadísimo y profundo, lo importante es entender por el momento acerca de las cuatro fases principales y entender cómo éstas fases tienen que ver con las Eras Astrológicas como tal.

LAS ERAS ASTROLOGICAS Y SU MISTERIO REVELADO


La siguiente exposición es basada en un reciente escrito redefinido que para el autor es una Revelación acerca del Misterio de los Tiempos y Sazones. La Biblia tiene claves que con Intuición e Inspiración pueden ser develadas. Las cronologías expuestas pueden cambiar según ciertas investigaciones astronómicas y astrológicas aún en curso y la narración expuesta no necesariamente es exactamente tal cual sucedió, pero está escrito en tal forma que se acerca a la realidad y es la interpretación que el autor recibió en inspiración, ya que posiblemente haya variaciones en los sucesos en cuanto a su detalle, e incluso algunas cosas son simbólicas o encierran misterio entre lineas para aquel que tiene discernimiento y sabiduría o es “iniciado”. Se permite la difusión y divulgación del mismo sin alterar el contenido. Ha sido extraído de un artículo denominado Misterio de las Eras Astrológicas.

Ha llegado la hora de que la Humanidad conozca la Verdadera Historia de su pasado, ya que la Historia Oficial no es más que una fachada, inclusive existen escritos que son guardados muy secretamente en el Vaticano y otros lugares, sin hablar de las evidencias arqueológicas que ocultan y que yacen alrededor de todos los continentes, la escritura extraña para la ciencia común y muchas más cosas, etc. , sin embargo la Logia Blanca hace un trabajo especial para que aquello que se oculta sea sabido pues el tiempo ha llegado de que se cumplan muchas cosas.

Aún el aporte que yo realizo es poco en sí, tengo la fe y certeza de que en el futuro inmediato los hombres despierten y lleguen a conocer la Verdad de sus orígenes.


ERA DE AQUARIUS


PERIODO DE PLENITUD. “La Madurez de la Raza”


Raza Atlante Esplendorosa

Cultura Espiritual de Adán 
(23,841 A.C. a 21,321 A.C.)

Regentes Urano-Saturno

Solsticios de Invierno con el Centro Galáctico. Año Nuevo Platónico

Centro Galáctico transita Capricornio Tropical desde 23,908 A.C. a 21,748 A.C.


Esta Era fue la del tiempo del mítico Edén, época en la que la Atlántida estaba en su Esplendor. El Hombre o Adam (Adam significa Hijo del hombre, el Hombre); Aquarius y la relación con la constelación opuesta, Leo, dan origen a la Realeza de la Humanidad. Es pues el Hijo del Hombre siendo en aquellos tiempos la Mística Adámica o Mística de Adán, la Perfección del Hombre, la Era de Perfección del Hombre. Adán es símbolo Arquetípico del Hombre Perfecto cuando yace en el Edén, en la Mente de Dios concebido en forma ideal, pero sin duda hubo una Era en que ese Arquetipo fue manifestado en forma microcósmica como tal para la Raza Atlante en la Tierra, siendo que Aquarius es el lado masculino de Saturno (Urano), y la constelación opuesta es Leo regido por el Sol que es símbolo del Padre, es pues la Era de Aquarius, Saturno-Sol o Urano-Sol (Aquarius-Leo) el Adán Padre de toda la Humanidad.

La Era de Acuario de aquellos tiempos fue maravillosa. El hombre atlante desarrolló sus grandes potenciales, el mundo estuvo muy desarrollado; la ciencia y tecnología fueron impresionantes. Hacían viajes espaciales, obtuvieron maravillosos conocimientos que no podríamos concebir fácilmente aún, la calidad de vida era muy elevada en todos los sentidos y aspectos, fue verdaderamente esplendoroso aquél tiempo.

Al final de aquella Era el cambio de paradigma cultural se debió a la surgiente nueva mística, la Mística Evaítica o Mística de Eva.


ERA DE CAPRICORNUUS 

Cultura Espiritual de Eva
 (21,321 A.C. a 19,377 A.C.)

Regentes Saturno-Urano

Centro Galáctico transita Acuario Tropical desde 21,748 A.C. a 19,588 A.C.

La Era de Capricornuus fue la extensión de un tiempo esplendoroso, parte aún del Edén terrenal. Aunque la Nueva Mística es ahora la de Eva, la Mujer, se relaciona con la constelación opuesta a Capricornuus, la constelación de Cancer, el cangrejo regido por la Luna, la Mujer, la Madre, también Saturno que rige a Capricornuus. Es la continuación de la Era anterior de Aquarius que también es regida por Saturno, solo que Capricornuus refleja el lado femenino de Saturno cuando Aquarius es el lado masculino de Saturno; ahora bien, cuando la Era de Aquarius Saturno-Sol o Urano-Sol (Aquarius-Leo) fue el Adán Padre de toda la Humanidad, ahora la Era de Capricornuus es Saturno-Luna (Capricornuus-Cancer) la Eva Madre de toda la Humanidad.

Al igual que la anterior, esta Era fue maravillosa también, solo que se destacó el culto y reverencia hacia la Femineidad de la Naturaleza, el Universo y la Divinidad fue protagónico, la ciencia fue muy evolucionada, se hicieron viajes al espacio y hubo desarrollos inconcebibles.

Se dice que fue Eva la que comenzó el Pecado o el Error al ser tentada por la Serpiente de la Materia. Esto no es otra cosa que la alusión a que el hombre suele ser tentado por la Materia debido a su condición carnal o densa en la Materia y que al fin el hombre cederá nuevamente a la densidad material y será presa del error en las futuras Eras con las almas infernales ahrimánicas y asúricas (aquellas almas que no han tenido plena transformación y maduración en el tiempo en general, son las almas degradadas y caídas que han de volver en Eras inferiores con la esperanza de que evolucionen). Si bien es cierto que aún en esa Era de Capricornuus yacía el Esplendor y la Dicha cual Sabbath maravilloso y glorioso (Sabbath viene de Shabbath en hebreo alusivo a una Edad de Shebo o Saturno), al final de aquella Era esplendorosa sobreviene la Mística Abelina o Mística de Abel.


ERA DE SAGGITARIUS.

Cultura Espiritual de Abel 
(19,377 A.C. a 17,361 A.C.)

Regentes Júpiter-Neptuno

Centro Galáctico transita Piscis Tropical desde 19,588 A.C. a 17,428 A.C.

La Era de Saggitarius fue aún parte del Esplendor, pero la regencia cambió, ahora era regida por Júpiter, y el ciclo tomó el sendero descendente, ya que como la Ley Hermética del Ritmo Pendular nos lo hace saber, lo que asciende tarde o temprano ha de descender. Civilizaciones nacen, crecen, se desarrollan y mueren, y como tal las Razas o Humanidades completas también, y siendo el caso de la Raza Atlante ésta no escaparía a esa Ley tampoco, y es por eso la Pérdida del Paraíso; sin embargo, aún en ésta Era de Sagitarius no ocurre la total Pérdida del Paraíso, ya que Abel es mirado con favor a los ojos de Dios. Fue la Mística de Abel, el paradigma de aquella Era, el que los hombres tratasen de mantener la Luz. Es muy curioso que las Eras regidas por Júpiter (Saggitarius y Piscis) son las clásicas luchas del Bien y el Mal, ya que Júpiter tiene que lidiar con ambas fuerzas para mantener el Bien por encima de todo,. Es Júpiter el astro que lucha contra los demonios del Tártaro, que en el hombre es la lucha de su Yo Superior contra el Ego. Así pues, es la Mística Abelina la que tiene que ver con esa lucha interior.


Ley Hermética Pendular o de Ritmo

La Era de Saggitarius fue una Era brillante, aún se mantenía la noción de la Verdad, pero algunas de las almas que descendían carecían de la espiritualidad adecuada, su evolución no les permitía mantener aquel esplendor de aquellos días sabáticos. Los reyes divinos y almas de cristal comenzaron a desencarnar, pues su tiempo ya había sido (en espera de otros tiempos sabáticos en los que volverían a descender); encambio, comenzaron a descender los asuras y los ahrimanes, almas no tan cristalinas y almas de hierro que llegaron al final de los días de la Era de Saggitarius.

Fue entonces cuando los dioses demonios asuras (significa espiritu que constriñe, que da angustia, que limita) y ahrimanes (la mala mente de los humanos), muy fuertes e hijos de la oscuridad, una vez descendidos en la Tierra comenzaron a infiltrarse en la Mística de Abel y de esa manera influyeron para implantar la Mística de Caín, de esa manera el cambio de la Era de Saggitarius a la Era de Escorpius fue una dramática lucha, un Rey hermano del personificado Abel, siendo el asesinato mítico por el personificado Caín hacia aquél, lo cual le destrona. Aquí podemos mirar que mitológicamente son Escorpius y el Arquero los que luchan. Se cumple entonces una profecía acerca de dos descendencias, las cuales lucharían una contra la otra una y otra vez en el sendero futuro de las Eras venideras. Así es como se impone aquella Mística de Caín como parte de la Nueva Era de aquellos tiempos.


ERA DE ESCORPIUS.


PERIODO MENGUANTE. “La Decrepitud de la Raza”


Cultura Espiritual de Caín
 (17,361 A.C. a 15,561 A.C.)

Raza Atlante Decadente

Regente Marte

Equinoccios Vernales o de Primavera con el Centro Galáctico.


Centro Galáctico transita Aries Tropical desde 17,428 A.C. a 15,268 A.C.

La Era de Escorpius fue una Era decadente, pues la nueva ideología de la Mística Caínica carecía de espiritualidad, por ello los hombres fueron presas de un degenere terrible que traería graves consecuencias en Eras futuras. Escorpius es regido por Marte, así que la energía marcial reflejada en las almas de hierro traerían el horror a la Tierra. La religión de Escorpius fue muy negativa para la condición humana, pese a que Escorpius es en altas frecuencias un signo de regeneración y transformación, sin embargo, el grado general de evolución de la Raza Atlante era muy denso, por lo que la influencia marcial fue canalizada desde muy baja frecuencia, entonces fue que las almas divinas y sus reyes de cristal ya habían desencarnado en ésos tiempos para dar paso a los hijos de la oscuridad.

Al inicio de esta Era los atlantes comenzaron a hacer cosas que no se hubieran imaginado en las Eras anteriores. Comenzaron a hacer experimentos atómicos con usos bélicos, armas de destrucción masiva, comenzaron las guerras, se dividieron las naciones en bandos, comenzaron a rivalizar unos con otros, fundaron monedas e imperios divisorios que terminaron esclavizando a muchos. Comenzó a surgir la tiranía y las luchas terribles de poder; se volcaron a la Vanidad, a los Nueve Pecados Satánicos y los siete Pecados Capitales, así empezó a surgir la maldad y toda clase de sufrimientos. Si comparamos aquella Era con la nuestra no se diferencia en mucho salvo que nosotros somos la Raza Aria. A un tiempo se libró una guerra absurda basada en puros intereses materialistas que acabó con muchas cosas maravillosas, e incluso se perdieron muchos conocimientos muy importantes, así surgió la decadencia terrible de los atlantes, sin embargo aún conservaron su desarrollo tecnológico aunque perdieron mucho acerca de las ciencias espirituales y verdaderas.

Poco a poco las almas ahrimánicas y asúricas comenzaron a poblar el mundo atlante y muy pocas almas de cristal quedaban, sin embargo un linaje permanecía, y fue necesario mantener esa línea por designio de las Altas Jerarquías Blancas, así pues se reestableció cierto orden; de no haberlo hecho, los atlantes se hubieran extinguido definitivamente matándose unos a otros, así fue que en ese linaje descendieron almas de cristal y hasta almas divinas, y se estableció una nueva ideología metafísica que se convirtió en la Mística de Set; míticamente fue Set que ocupó el lugar de Abel, pues Caín le había matado, luego Caín fue desterrado de la heredad de Dios y funda sus ciudades y dominación, posteriormente Eva da a luz a Set quien reemplaza a Abel. Es pues la Mística de Set la que hace el cambio de Era, la cual fue pregonada por almas de cristal y hasta almas divinas.


ERA DE LIBRA. 

Cultura Espiritual de Set 
(15,561 A.C. a 13,833 A.C.)

Regente Venus

Centro Galáctico transita Tauro Tropical desde 15,268 A.C. a 13,108 A.C.

En la Era de Escorpion anterior fue la Cultura Mística de Caín y el mito de la muerte de Abel (muerte de la ideología de Abel de la Era de Saggitarius) y es en Libra que comienzan los cultos setitas, el reestablecimiento de la descendencia de Dios en la Tierra con la ahora Mística de Set y continuando la profecía de la enemistad entre la descendencia de la Serpiente Antigua y la nueva Simiente Simbólica; una Balanza que mide dos tipos de hombres. Aún falta mayor claridad con respecto a esta Era y sus ritos, pero sigue la Decadencia de la Atlántida desde la Era de Escorpion.

La Era de Libra al principio fue de alguna manera una Era positiva, ya que las almas divinas y de cristal lograron establecer cierta legalidad y equilibrio con la Nueva Mística Setita, la cual estaba basada en la necesidad de equilibrio y de respeto a las leyes, ya que la anarquía que había precedido lo ameritaba. Hubo un gran impulso a las artes, para que así los hombres dejaran de centrarse en su necesidad de dominio, sin embargo los ahrimanes y asúricos eran muchos y pronto pervertían y corrompían la Ley.

Ésta Era fue al principio pacificada comparada con la Era de Escorpio, logrando traer el orden legal y moral basado en la ética e inspiración artística, sin embargo ahora el problema fue que los hombres cayeron en el extremo sensual y el lujo desvergonzado, la gula, la vanidad material, pero aún esto era una virtud, ya que lo peor fue cuando los hombres empezaron a mezclarse: asures con cristales, ahrimanes con divinos, lo que dio lugar a que se contaminaran las ideologías y corrompieran más a los hombres en general; de esa manera los hijos divinos tomaron esposas de los hijos asures y ahrimanes y les dieron hijos híbridos, seres muy inteligentes, pero sin corazón, lo que dio lugar a que hubiera mucha violencia, esto quizás no es literal en el sentido de mezcla racial sino que se refiere a que las ideologías divinas se contaminaron con las ideologías asúricas y ahrimánicas, dando lugar a nuevas generaciones ideológicas peores. Es entonces que comenzaron a adorarse a sí mismos, comenzaron a hacer toda clase de maldades llamándose a sí mismos dioses, y a decir: “¡Nosotros somos los dioses y por tanto podemos hacer lo que nos venga en gana!

Fue entonces cuando surgieron los Héroes de Fama, pues se sentían dioses, y ellos mismos formaron sus propias familias de supuestos dioses, y a los Verdaderos Dioses los olvidaron y el contacto con las Altas Jerarquías se perdió, así sucumbieron a su Altanería, siendo alusivo a tal Era de Libra-Aries que de héroes semidioses se trató. Al final, algunos que no sucumbieron a la Blasfemia volvieron a tener contacto con las Altas Jerarquías Blancas y de esa manera establecieron las nuevas ideologías metafísicas plasmadas en la Mística de Enoc para inaugurar la siguiente Era.


ERA DE VIRGO. 

Cultura Espiritual de Enoc
(13,833 A.C. a 10,521 A.C.)

Regente Mercurio

Centro Galáctico transita Géminis Tropical desde 13,108 A.C. a 10,948 A.C.

La Era de Virgo fue la Era de mantener las ideologías espirituales verdaderas puras de una manera muy exigente y crítica, a saber, no mezclar las enseñanzas asures-ahrimánicas de ninguna manera con aquellas divinas-cristalinas; era una Pureza Extrema, inclusive de ser posible mantenerlo en una Orden Supersecreta aludiendo a la constelación opuesta Piscis que es un signo de limpieza y redención y también de aspectos modestos y secretos; ambos signos, Virgo y Piscis, son los signos de Purificación y Limpieza. Sin embargo era menester pregonar aquella Purificación y Limpieza, y aquellos que aceptaban eran llevados a aquellas doctrinas purificadoras para después introducirlos en los Colegios Iniciáticos de Enoc que eran muy secretos debido al peligro que yacía en el orden profano corrupto y malvado, y que si era sabido de esta purificación espiritual, el Orden de los Héroes y supuestos semidioses habría de volcarse con violencia hacia éstos tomándoles de conspiradores. En otras palabras, fue un tiempo de mucha discreción para mantener la Verdad y no contaminarla con la Religión Oficial de los asúricos y ahrimanes.

En general fue una Era donde dos bandos evidentes eran manifiestos: los hijos de la Oscuridad y lo hijos de la Luz, y los que alguna vez habían sembrado la Luz, se habían mezclado con la Oscuridad fundiéndose en ella, entonces fue necesario mantener la Luz en forma Pura guardándola en discreción.

En aquellos tiempos la maldad seguía igual, el materialismo y sensualismo extremos, sin embargo existían personas que trataban de cambiar, hombres que trataban de purificarse, mientras otros yacían en la plena maldad de la Materia.

Al final de aquella Era el mundo se mantenía aún sumido en el Materialismo, no obstante era evidente que unos cuantos se mantenían puros, aun así la maldad no cesó, pero habían grupos que se mantenían en la Verdad, de esta manera aparece la Mística de Noé pregonando cambios terribles y transformaciones para la Tierra y el mundo profano, y así es como llega la siguiente Era.

ERA DE LEO. 


PERIODO NUEVO. “La Infancia de la Raza”



Raza Aria Nueva

Cultura Espiritual de Noé 
(10,521 A.C. a 8,289 A.C.)

Regentes Sol-Luna

Solsticios de Verano con el Centro Galáctico

Centro Galáctico transita Cáncer Tropical desde 10,948 A.C. a 8,788 A.C.

La Era de Leo fue al principio renovadora, en realidad las transformaciones climáticas fueron decisivas para que un mundo atlante asúrico-ahrimánico se tambaleara, dando lugar a que la semilla de la Raza Aria se abriera. Así fue pues que los sobrevivientes a los cambios climáticos fundaron la Raza Aria siguiendo los pasos de la Mística de Noé. Aquella Mística trataba de la búsqueda de Dios en su forma natural, la reverencia al Poder de Dios, su masculinidad, la fecundación de la semilla por parte de él mismo como el Dador de Vida, alusivo a Leo, cuyo regente es el Sol mismo. 

Es pues también el Hijo de Dios plasmado en su Raza escogida, aquella sobreviviente a los cataclismos, y que ahora la unge como suya, como su propio pueblo por derecho natural. Por eso mitológicamente se describe con respecto a ésto que Noé sale del arca y mira un Arcoiris como señal de que Dios les ama por ser su Nuevo Pueblo y a ellos les dará su Bendición en las Eras venideras; como respuesta Noé erige un Altar de Agradecimiento natural a su Dios.

Al inicio de esta Era ocurrieron cambios climáticos que hicieron tambalear terriblemente a la Raza Atlante tan decadente. Con los aires de Novedad, los supervivientes tomaron la Mística de Noé, fueron y buscaron a otros pueblos supervivientes, fueron a las colonias y países que quedaban para enseñar nuevas verdades y renovados saberes espirituales y científicos con la finalidad de establecer el despertar de la nueva semilla, hija de la Raza Aria. Así fue que empezaron a crecer en número hasta que se reordenaron en diferentes tribus y familias principales que para la siguiente Era de Cancer se mostraría ya bien definida, sin embargo originalmente fue formada la Familia Solar que es la Aria Primigenia, la Primera Familia de la Raza Aria de la cual surgirían todas las demás.

Es entonces que las ideologías metafísicas por designio de las Altas Jerarquías Blancas, la Mujer de Dios en esferas superiores dictamina que sea vigilada la evolución de los hombres en los ciclos del tiempo sobrecaen en una línea de descendencia por Sem, uno de los míticos hijos de Noé. Es pues ahora la Mística de Sem que ha de continuar el trabajo de las Logias Blancas en aquellos tiempos antiguos para la siguiente Era de Cancer.


ERA DE CANCER


Cultura Espiritual de Sem 
(8,289 A.C a 6,777 A.C.)

Regentes Luna-Sol

Centro Galáctico transita Leo Tropical desde 8,788 A.C. a 6,628 A.C.

La Era de Cancer fue la de redefinición de los linajes, tribus y pueblos de la Raza Aria. Mucha gente hoy en día supone que los arios y los semitas son familias opuestas, sin embargo pecan de ignorancia ya que en realidad los semitas fueron una familia más de la Raza Aria, que sin embargo ha tenido un papel importante para la Logia Blanca sirviéndo de receptáculo para mantener la Verdad, algunas veces en secreto y otras veces en forma totalmente pública. La Mística de Sem (hijo de Noé) se basaba en mantener la Verdad en forma de nacionalismo y orgullo de los pueblos escogidos de Dios, y éstos tendrían que avanzar de esa manera, con orgullo, dando reverencia y respeto por el significado de la fertilidad como resguardadora de la semilla de Dios. Cancer regido por la Luna es indicio de que tal Semilla de la Raza fecundada en la Era anterior por el Sol (que simboliza la acción masculina de Dios) ahora estaría en recipiente femenino simbolizado por la Luna, donde la acción tendría lugar. Esta es como un Óvulo al cual el Sol, el Esperma con su Luz, llega a ella iluminándola y bañándola con su energía; es, en otras palabras, la acción fecundadora del Sol en la Luna, que también simboliza la continuación de la Raza que ha sido fecundada. Ahora era esa Raza representada por la Luna, el Óvulo y la Semilla a la que hay que reverenciar.

En ésta Era fue donde los pueblos se volvieron fervorosos a su Madre Patria, donde guardaron un respeto a las cualidades femeninas de Dios (similar a una Era de Capricornuus pero en primitivo), desarrollaron ciudades, aldeas, nacionalidades, y comenzaron el mundo realmente. La agricultura en aquellas tierras fértiles de Sumer fueron el pilar ejemplo para los pueblos, aunque Egipto (colonia superviviente de la Raza Atlante) seguía en pie como modelo de un mundo antiguo, y fue redefinido, siendo un Centro Espiritual por excelencia que después se extendió en las Escuelas de Sem impartiendo la doctrina semita durante toda ésta Era. Es así que se forma la Familia Lunar que es la Semítica de la Raza Aria compuesta de semitas-sumerios y muchos otros pueblos más simbolizados por Cam y Jafet (hermanos de Sem, hijos de Noé)

Finalmente la Era, cambiando hacia los Gemelos y las Altas Jerarquías Blancas, hicieron un buen trabajo. Fue entonces cuando comenzó la necesidad de alentar el conocimiento, las artes y la sabiduría y comenzaron a iluminar a los hombres más selectos vinculándolos a la más alta masonería para hacérselas accesible, así fue que surgió la Mística de Nemrod, con mucha sabiduría y conocimiento, siendo ésta el origen del Hermetismo más antiguo.


 ERA DE GEMINIS


Cultura Espiritual de Hermes
(6,777 A.C. a 4,689 A.C.)

Regente Mercurio

Centro Galáctico transita Virgo Tropical desde 6,628 A.C. a 4,468 A.C.
Fue la mítica Era de Hermes Trismegisto (Nemrod ?), fue la Era de Géminis la del inicio del Hermetismo más antiguo, grandes conocimientos, tradiciones iniciáticas y sabiduría primordial; como tal, Géminis es regido por Mercurio, es decir, Hermes en griego.

Aquella Era fue la de un tiempo de sabiduría, de la búsqueda del conocimiento humano unido al conocimiento divino. Se dice que comienzan a construir la mítica Torre de Babel, sin embargo eso fue indicativo de que los hombres se perdieron en la verdadera utilidad de la sabiduría hermética, usándola en contra de los propósitos verdaderos de Dios y las Jerarquías, y quisieron enseñorearse a sí mismos, y trataron de vanagloriarse; es por ello que es confundido el lenguaje y los pueblos comenzaron a esparcirse, pues el propósito de Geminis es el esparcirse, no el concentrarse, es por ello la Dispersión de los pueblos, para poblar el mundo entero para las Eras futuras. No obstante, el Hermetismo fue una maravilla para la Humanidad y sirvió bastante para mantener en pie a Egipto como Centro Espiritual Principal y continuar con los Colegios Iniciáticos ahora en Caldea. Es entonces que surge la Tercer Familia, la Familia Mercuriana compuesta de sumerios, acadios, caldeos, y egipcios muy antiguos.

Ahora bien, fue necesario alentar grandes crecimientos en la humanidad para su beneficio, pues ahora la siguiente Era sería el comenzar de una etapa distinta ya que el Periodo Creciente venidero daría inicio con la Era de Taurus; es entonces que Dios mira a Abram y lo hace salir de Caldea para que se dirija a Egipto y sea iniciado en el Hermetismo y las tradiciones iniciáticas para que de esa manera le sea dada la Doctrina de la Nueva Era venidera que ha de inaugurar, es pues esa la Mística de Abraham.


ERA DE TAURUS.


PERIODO CRECIENTE. “La Juventud de la Raza”

Raza Aria Creciente

Cultura Espiritual de Abraham 
(4,689 A.C. a 2,097 A.C.)

Regente Venus

Equinoccios de Otoño con el Centro Galáctico.

Centro Galáctico transita Libra Tropical desde 4,468 A.C. a 2,308 A.C.

La Era de Taurus fue la de alentar el crecimiento de la Raza Aria. Se fundaron las bases para las Eras futuras e influenció a todos los pueblos del mundo para el final de los días de la misma.  Es pues la Mística de Abraham fue la búsqueda del crecimiento material y espiritual del hombre, las almas nuevas y puras encarnadas en la Raza Aria quienes ahora deberían enfrentarse a su desarrollo material y buscar la grandeza propia de la civilización en grandes construcciones y en orgullosos artificios humanos para despertar el espíritu humano, en otras palabras, conquistar la Tierra y aprender la maestría de la Materia, el dominio del hombre sobre aquella. Siendo que Taurus es regido por Venus, es ahora la necesidad de aprender el goce de la vida y la materialidad, disfrutar y engrandecerse por los goces de los frutos de la misma tierra.

Es ésta Era la de un enseñoreamiento de Egipto, pues aunque muchos no saben, Egipto ya existía desde tiempos muy remotos, tiempos que se remontan hasta más allá de la Era de Leo, pues fue una Colonia Atlante que permaneció después de los cataclismos de la Era de Leo, y en tiempos posteriores a éstos fue un Centro Espiritual, al igual que en América lo fueron las colonias también atlantes supervivientes de Centro, Sudamérica, Indonesia, China, etc. (de éstas no he hablado ya que sus pueblos permanecieron en barbarie por tiempo y las Altas Jerarquías trabajaron más asiduamente en Medio Oriente debido a que las línea de Descendencia de Dios estaban aquí, siendo que los atlantes supervivientes serán redimidos en el futuro. Pero pese a que Egipto existía como Centro Espiritual, no lo era en civilización, ya que fueron Sumeria, Acadia y Caldea las civilizaciones arias, y Egipto no era aria al cien por ciento, pero es en ésta Era de Taurus que Egipto recién se empieza a convertir de nuevo en una civilización, ya no como Centro Espiritual, sino como Civilización en sí misma.

Las pirámides por supuesto no fueron construidas en éste tiempo, como ya dije, Egipto existe desde antes de la Era de Leo, y lo que vemos en Egipto tan vistosamente es nada menos que los vestigios de los atlantes. Pero esta Era se levanta de nuevo como imperio y civilización que ocupa el lugar de Caldea en cuanto a poder, es entonces que surgen los Faraones y surge también la Cuarta Familia Ariasiendo ahora la Familia Venusina que es Egipcia Semítica-camítica por tener orígenes de ascendencia semita (Sem) y camita (Nemrod), ya que originalmente los egipcios eran atlantes puros, pero ahora con la semilla aria proveniente de Caldea se convirtieron en los nuevos egipcios, ahora arios y que en el futuro se extenderían en otras ramificaciones.

Pero llegó el tiempo en que los egipcios se estancaron espiritualmente y los faraones y sacerdotes se volvieron tercos en sus tradiciones, olvidaron el verdadero conocimiento y comenzaron a esclavizar a muchos, y lo que alguna vez había sido progreso y crecimiento (en símbolo de Taurus un círculo con una Luna creciente) ahora se convirtió en estancamiento. Es representativo que la influencia venusina lleva a la terquedad en momentos, pero aquí se reflejó fuertemente, es entonces que las Altas Jerarquías confeccionan un plan y un pacto nuevo doctrinario para sacar a los hombres de su estancamiento, y dinamizando las cosas implantan en Moisés la Mística que ha de llevarse para la Era que viene.


ERA DE ARIES. 



Cultura Espiritual de Moisés 
(2,097 A.C. a 225 A.C)

Regente Marte

Centro Galáctico transita Escorpión Tropical de 2,308 A.C. a 148 A.C.

Ahora con esta nueva Mística es necesario dinamizar al pueblo y descendencia de Dios, es por ello que míticamente y hasta literalmente Moisés los saca de Egipto hacia una nueva tierra, la llamada tierra prometida, ya que Egipto resulta tan cómoda ahora que se ha vuelto un estancamiento para la evolución. 

Resulta que Aries es regido por Marte y así entonces las almas se someten a la necesidad de dominio y poder, la nueva religión toma caminos insospechados, pues llega al extremo de buscar la conquista de las tierras y el combate guerrero surge de nuevo. Sin embargo, la verdadera doctrina de Moisés es aquella de buscar a Dios en su forma de poder, de fuerza y voluntad, y buscar la expiación de los pecados que surgen al tiempo, es pues entre la Ley Mosaica y sus Jueces como se establece ésta Mística, aludiendo a la constelación opuesta Libra, la Balanza de Justicia que aquellos Jueces han de impartir, no obstante, el pueblo se vuelve violento otra vez con la influencia marcial.

Ésta Era fue la de las conquistas, la del combate guerrero, la de la necesidad de afirmación por la fuerza y el poder. El Centro Espiritual Principal por excelencia y tradición aún seguía siendo Egipto, aunque se erigió un Nuevo Centro Espiritual Público en Jerusalén, sin embargo los asures y ahrimanes, infiltrados otra vez y despertando sus intenciones desde tiempos anteriores en Eras previas, comienzan a infiltrase en los Colegios Iniciáticos de Babilonia y contaminan a los pueblos con sus enseñanzas ahrimánicas y asúricas; así, desde ese tiempo, se conspira en contra de la Logia Blanca por parte de la Logia Negra, la cual cada vez iría buscando su desquite y venganza. Aún así surgen culturas muy fuertes y guerreras, a saber Babilonia, luego Asiria, Media y Persia; en tiempos casi finales de la Era de Aries surge Grecia, lugar que la Logia Blanca escoge como predilecta donde se erigen Colegios Iniciáticos, y en tiempos finales surge Roma, pero ésta no es predilecta de la Logia Blanca sino que se convierte en lugar de habitación de demonios y toda clase de inmundos espíritus.

Durante este tiempo, como señal de que Dios tiene una descendencia y una bendición para ésta, es pues que se erige Israel como país en donde se funda un Centro Espiritual como ya lo había expuesto, el cual viene a ser Jersusalén; es por medio de Salomón que se hace ésta a mediados de la Era de Aries. No fue fácil, ya que la Logia Negra desde el principio ya infiltrada en Colegios Iniciáticos que originalmente pertenecían a la Logia Blanca, influyeron con enseñanzas asúricas y ahrimánicas. Esas almas asúricas y ahrimánicas que en el Tártaro permanecieron cuando desencarnaron en el Diluvio, lograron encarnarse entre hombres influyentes y así traer sus siniestras enseñanzas a Babilonia provocando que tal civilización se volcara a ideologías negativas y destructivas, lo cual provocó que Babilonia atacara y rivalizara siempre en contra de Jerusalén, señal visible de Dios en la Tierra, al igual que con los asirios, medos, persas y romanos. Es así que se forma la Quinta Familia Aria, la Familia Marcial, compuesta al principio de Babilonios, Asirios, Medos y Persas, y hacia el final de la Era, los Griegos y Romanos.

En los tiempos finales de la Era de Aries, las Altas Jerarquías determinaban según los hechos de los hombres que había necesidad de que el mundo comenzara a transformarse hacia su búsqueda espiritual, al desarrollo de su Yo superior, necesario más aún que las ideologías de la humanidad de aquella Era de Aries culminante, las cuales se volvían severas y crueles, sin espiritualidad alguna y cargadas de mero tradicionalismo, vendido al materialismo y  luchas de poder, pues los asúricos de nuevo se habían infiltrado logrando destruir las enseñanzas verdaderas a través de Roma con su falsa religión de adoración al Cesar y a la conquista cruel e inhumana, en otras palabras, carente total de espiritualidad, siendo bestial, influyendo en el mundo en forma esclavizante y tirana. Incluso Israel se vendió a aquellos asúricos y ahrimanes cuando el Sanedrín, que supuestamente debía ser seguidor de la Mística Mosáica, le había perdido toda verdadera devoción, ya que los llamados Fariseos y Saduceos no eran más que hombres prostitutos del Cesar. Las Altas jerarquías ya habian dictaminado que era necesario una encarnificación de un alma divina para derrumbar aquella falsa mística de los romanos basada en una religión asúrica-ahrimánica asqueante, y a sabiendas de que las Jerarquías Negras buscarían desquite y venganza, era necesario un Sacrificio de compra que compensara la Balanza Cósmica.

Las Logias Negras asúricas-ahrimánicas estaban recelosas y buscaban venganza con ansia extrema, así pues no se contendrían para nada, y si un alma de cristal o mejor aún un alma divina se encarnase entre los hombres, con toda alevosía y odio vengativo arremeterían contra aquel Redentor, cual carneros embestirían con tal furia de Muerte a asesinarlo, más aquel Cordero siendo un Carnero serviría bien aún para redimir y rescatar a las almas que han pecado y sucumbido a las enseñanzas asúricas-ahrimánicas, aún más un Alma Divina puede comprar a toda Alma Nueva como lo era el caso de la Raza Aria. Es pues que se prepara el camino para que el Salvador viniese con su enseñanza, la Mística de Salvación y Redención, la Mística de Joshua, y que en él mismo, en un Sacrificio, tendría que consumarse aportando su doctrina redentora para la siguiente Era.



ERA DE PISCIS. 


Cultura Espiritual de Jeshua (225 A.C a 2,079 D.C. 

Jeshua Ben Pandira nace en la transición de la Era de Aries a Piscis)
Regentes Neptuno-Júpiter

Centro Galáctico transita Sagitario Tropical desde 148 A.C. a 2,012 D.C.


La Era de Piscis fue la de la Redención a través de la Mística de Jeshua o Jesús. Es la Mística Cristiana; en otras partes del mundo se forman doctrinas de redención y liberación a través de un contacto con el Yo Superior, ya que Piscis es una Era regida por Júpiter y Júpiter es una Lucha del Yo Superior contra el Ego para que el Bien a final de cuentas triunfe. Si bien el símbolo de los Peces es la sangre derramada del Cordero Aries que fue degollado y ahora es esa Sangre la que lava y redime. Más el Amor, la enseñanza más poderosa y la Misericordia, son pues la forma de acercarse a la Divinidad y elevar a los hombres a una condición superior.

En general, la Era de Piscis fue en sus comienzos purificadora y transformó al mundo romano, ya que aún unos años después de la muerte de Cristo (un alma divina o Hijo de Dios), logró tambalear al imperio asúrico-ahrimánico, hasta disolverlo; pero aun así, la Logia Negra no se quedó atrás y pronto volvió a infiltrase en los Colegios Iniciáticos de la Logia Blanca que en aquellos tiempos no tuvo sede física alguna ya que la misión de las Altas Jerarquías para mantener la Mística Cristiana era super secreta, muy similar como en la Era de Virgo antigua. 

Si bien el Esoterismo Cristiano fue más que nada un verdadero Esoterismo oculto debido al peligro del Imperio que a cualquier indicio de conspiración hubiera resultado en una reacción violenta, muy poco del Verdadero Cristianismo queda aún en la actualidad, ya que cuando las Logias Negras se infiltraron en la Mística de Salvación, el llamado Hombre de Pecado se manifestó; al principio aquello que estorbaba para que el Hombre de Pecado se manifestara, era algo que no podía decirse públicamente, es decir el César, y cuando éste logró quitarse de en medio al fundar su Constantinopla y trasladarse allí, es cuando finalmente la Iglesia Católica Romana recién fundada en el Concilio de Nicea, erige a su principal sacerdote de Roma como el Sumo Pontífice, título que se reservaba sólo al César. 

Ahora es el grado más alto del sacerdocio de la Iglesia Católica de Nicea el que ocupa el título de Sumo Pontífice, peor aún, un título más que confirmó otras profecías fue el de Vicario de Cristo, ya que un Vicario es un reemplazador, y siendo un Vicario del Cristo, es un Reemplazador del Cristo, la profecía de “que no os engañen porque vendrán en mi nombre diciendo yo soy el Cristo”.

El asunto es que la Logia Negra al infiltrarse en el Verdadero Cristianismo y convertirlo en un Ramerismo, las Altas Jerarquías Divinas de la Logia Blanca tuvieron que impartir el Verdadero Cristianismo muy herméticamente en Escuelas Iniciáticas muy secretas. Jerusalén, que sucumbió a la Logia Negra, fue destruida evidentemente por la misma mano que besaba y ahora los Colegios Iniciáticos de la Logia Blanca para resguardar saludablemente el Cristanismo Verdadero erigen secretamente grupos y fraternidades ocultos que incluso en la  Europa de la Edad Media se mantuvieron en vida, mientras en otras partes del mundo como Oriente, es profesado también una forma de Cristianismo que es el Hinduismo y Budismo. En Medio Oriente se forma un Islamismo y en lejano Oriente el Taoísmo, semillas ideológicas liberadoras de la Logia Blanca supersecreta que en la Era venidera daría sus frutos.

En América no fue fácil el trabajo de la Logia Blanca ya que los pueblos descendientes de atlantes sucumbieron a terribles doctrinas. Por un tiempo en Anahuac se encarnó una alma de cristal llamado Nezahualcóyotl y trajo luz al pueblo mexicano, sin embargo pronto después de su partida sucumbieron la mayoría al mal alentados por las Logias Negras, es pues entonces que la Logia Blanca se infiltró ligeramente en la España Católica para influir en lo que tenía que ser, ir y buscar otros mundos con la finalidad de mezclar los linajes con los españoles europeos y poner cierto orden y sentar las bases para el Cristianismo que no iba a ser el de la Iglesia Católica, aunque sería su medio, sino el del Cristianismo Esotérico que al final de la Era iba a dar mejores frutos aún que en Europa. A pesear de ello, la Logia Blanca no se quedaba con las manos cruzadas y luchaba por infiltrase entre el Catolicismo, así fue que provocó la Reforma y el Protestantismo como una manera más positiva para el Cristianismo Verdadero. Aún esta lucha sigue hasta nuestros días, pero los hombres tienden mucho a cegarse y tergiversar las enseñanzas cristianas.

Es pues que se desarrollan en el mundo durante esta Era las culturas de Europa, Asia y América. Al principio en Europa el Imperio Romano cae y los siguientes años se dan los Reinos e Imperios que alguna vez fueron provincias romanas, así el sucesor de Roma viene a ser el Sacro Imperio Romano de dominación de la Iglesia y al final surge Inglaterra como verdadera sucesora, aunque con infiltración de las Logias Blancas, una lucha ganada por Dios de alguna manera, ya que de lo contrario el mundo estaría en terrible oscuridad. 

Ésta Era Redentora y Purificadora de Piscis ha dado como resultado que se forme la Sexta Familia de la Raza Aria, la Familia Jupiterina compuesta de Angloamericanos, Europeos y Latinoamericanos; las demás tribus y nacionalidades no es de minimizarles, sino que sucede que no pertencen a las familias nuevas de la Raza Aria; por ejemplo los orientales, chinos, japoneses etc., son tribus que descienden de atlantes, por lo cual no son arios, y los africanos tampoco son arios, sin embargo han evolucionado junto a nosotros y todos mezclándose con la Raza Aria en la Era de Aquarius venidera formarán la Séptima Familia.

Al final de ésta Era de Piscis, las Altas Jerarquías de la Logia Blanca trabajan más asiduamente en América Latina, ya que será en esa región que se formará un Centro Espiritual nuevo para la Era de Aquarius del cual el mundo entero se beneficiará verdaderamente, y además serán los latinoamericanos los que den paso a formar la Nueva Civilización, aunque el tiempo aún no es exactamente, falta tiempo para ello, pero ya se prepara todo para que sea posible, es decir “se prepara el Camino para los Reyes procedentes de la Salida del Sol”, es decir la llegada de las almas divinas y de cristal y las nuevas que ya encarnan y lo preparan, porque tal Era de Aquarius será magnífica y de mucho esplendor, pero antes debe haber una separación de las ovejas y las cabras. Las Logias Blancas trabajan muy intensamente en Latinoamérica ahora, han fundado y fundarán nuevos Colegios Iniciáticos y se prepara el advenimiento de Cristo Rey, la nueva Mística del Hijo del Hombre de la Era de Aquarius.


ERA DE AQUARIUS.


PERIODO PLENITUD. “La Madurez de la Raza”


Raza Aria Esplendorosa

Cultura Espiritual del Hijo del Hombre o Cristo Rey (2,079 D.C. a 4,599 D.C.)

Regentes Urano-Saturno

Solsticios de Invierno con el Centro Galáctico. Año Nuevo Platónico

Centro Galáctico transita Capricornio Tropical desde 2,012 D.C. a 4,170 D.C.

Antes del inicio de la Era de Aquarius debe ocurrir una transformación para inaugurarla definitivamente. Ésta Era de Aquarius será maravillosa, pues la humanidad actual, siendo la Raza Aria, vivirá un proceso de perfeccionamiento y desarrollo superlativo, donde usará y desarrollará todos sus potenciales espiritual, mental, emocional y físicos. Desarrollará una Verdadera Civilización que no podemos imaginar ahora. Sin embargo, hemos de saber que para estar en ese Esplendor es necesario pasar redimidos, pues será un tiempo excelentísimo.

No hay que olvidar que ésta Era de Aquarius está apenas en su devenir, su duración será de 2,500 años aproximadamente, por lo que es interesante notar que dentro de 1000 años más o menos será el periodo realmente típico de las características de Aquarius. Aún en la actualidad cargamos con los retazos de la Era culminante de Piscis, y será con el pasar de siglos que, como en toda Era, se dejará sentir el Signo más puramente.

El planeta Tierra, el cual  se encuentra en una edad mediana en la actualidad, es un Mundo para que las almas de distintos grados vivan sus experiencias y aprendizajes. El ser humano es al momento el estado evolutivo más elevado para nuestro planeta (aunque en el futuro habrá una forma de vida superior al humano). Los hombres, y todos los seres físicos, aunque mueren, sus espíritus vuelven a encarnar según lo que hayan hecho en sus vidas. Dependerá el Karma heredado para la otra vida; así, a través de muchas vidas es que evoluciona tal cual como en una escuela. En cuanto a los hombres que entraron en éste ciclo de Año Platónico son una Generación, todos han vivido en otras Eras anteriores y ahora encarnados en esta Era, al morir, vivirán en otros siglos de esta misma Era como parte de un Plan Cósmico. Algunos tal vez ya no encarnen más y vayan a un Plano Superior, otros seguirán encarnando hasta el tiempo del “Día del Juicio”el cual será pronto, en los comienzos de la Era de Aquarius. Esto será semejante a un Exámen Final en el que los humanos que hayan encarnado en ese tiempo escalen a un plano de perfeccionamiento y asciendan colectivamente, tendrán otra clase de conocimientos muy extraños para este tiempo actual, habrán ascendido evolutivamente.

La Era de Aquarius y su extensión, la Era de Capricornuus, serán Eras de Perfección y un tiempo glorioso. Para el tiempo de la Era de Aquarius comienza el llamado Sabbath; tanto la Era de Aquarius como la Era de Capricornuus son un Sabbath Microcósmico, una Edad de Saturno (Sabbath viene asociado al astro Saturno) de plena madurez, luz y perfección. En el Día del Juicio, el cual ocurre en el comienzo de la Era de Aquarius, son juzgadas las almas de un Ciclo completo de 25,920 años por última vez, semejante a un exámen final.

Los que entren pues a éste “Descanso” Sabbath Microcósmico en las Eras de Aquarius y Capricornuus serán las que formen parte del Esplendor de la Raza Aria viviendo una Gran Dicha cual Edén Paradisíaco.

En ésta Era de Aquarius nacerá o consolidará la Séptima Familia de la Raza Aria, la Familia Saturnal o Sabática compuesta de todo el mundo entero superviviente, y a partir de ésta Era de Aquarius y las siguientes Eras se pondrán las bases para la Sexta Raza Coradhi que ha de nacer en la futura Era de Leo.



¿Y DESPUÉS DE ACUARIO QUÉ VIENE?


ERA DE CAPRICORNUUS 


Cultura Espiritual de la Jerusalén Celestial o Mujer de Dios 

(4,599 D.C. a 6,543 D.C.)

Esta Era debe tomarse como una extensión de la Era de Aquarius porque en ambas Eras rigen Saturno y Urano y después se invierte la regencia, Urano y después Saturno, porque cuando es la Era de Aquarius el Centro Galáctico transita Capricornio Tropical, y cuando es la Era de Capricornuus el Centro Galáctico transita Acuario Tropical, así que ambas Eras se les denomina Edad de Saturno y Urano porque en ambas rigen Saturno y Urano, aunque la fuerza de Urano es más poderosa en la Era de Capricornuus. Será un tiempo magnífico de gran esplendor para almas muy avanzadas. Se consolida el Linaje Sexto.


ERA DE SAGITARIUS


(6,543 D.C a 8,559 D.C.)

Los que sigan después al final de la Era de Capricornio y hayan escalado a un nivel evolutivo mayor al del Humano Actual, su búsqueda será ser seres muy evolucionados. Las almas divinas y de cristal desencarnan.
Ya no se forma ninguna Familia para éste tiempo pues es la etapa involucionaria del Año Platónico que continuará hasta la Era de Leo.



ERA DE ESCORPIUS


PERIODO MENGUANTE.  “La Decrepitud de la Raza”


(8,559 D.C. a 10,359 D.C.)

Raza Aria Decadente

Equinoccios Vernales o de Primavera con el Centro Galáctico

Habrá transformación y depuración. Será la verdadera decadencia de la Raza Aria. Sigue la etapa de involución del Ciclo. Como ciertos datos, es necesario saber que al tiempo de esta Era sucede una crisis que trae como consecuencia degeneración de la civilización, análogamente como ocurrió con los atlantes, ellos comenzaron a degenerar y traer de nuevo mucha destrucción y desolación, lo que ocasionó su caída. El mítico Caín, el Rey Sacerdote que trajo pesar y destrucción, que es el mismo egipcio Seth (no confundir con el hebreo Set) que desoló a la Atlántida, el Satanás verdadero encarnificado, empero éste quiere perdurar en nuestros días, aunque nuestra actual Era de Piscis es inversa, pues vamos al revés, vamos hacia el Esplendor, no venimos del Esplendor, y sí venimos de la Caída, del Fondo, entonces nuestros tiempos actuales se parecen mucho a los tiempos de la Era de Escorpion antigua, solo que inversa, pues es tiempo de Redención, y en la Era de Escorpio es tiempo de Destrucción.

Imagínense, en la Era de Escorpion antigua los atlantes comenzaron de nuevo guerras, experimentos atómicos terribles, magia negra y materialismo excesivo, se olvidaron de Dios completamente, por eso fueron destruidos en la Era de Leo, reducidos a la Edad de Piedra, y solo unos cuantos rescatados para formar nuestro Linaje Ario.

Vale destacar un dato curioso, las almas superiores, las almas evolucionadas de cristal (los reyes divinos y ungidos de Dios) no encarnan en aquellos tiempos de la Era de Escorpion. Hay Almas que solo encarnan en ciertos momentos, en ciertas Eras, aunque muchas otras menos evolucionadas encarnan en casi todas las Eras, otras lo hacen por elección para levantar y guiar a las demás almas, pero esa Era es de mucha transformación y destrucción, mientras que en la Era de Aquarius, Capricornus y Sagitarius las almas divinas y de cristal encarnan, junto a muchas otras almas muy evolucionadas y otras más recién evolucionadas y redimidas en la Era de Piscis, así el tiempo de Esplendor que se avecina será un tiempo paradisíaco en la Tierra. Amén nuestro Linaje Ario no decline como los atlantes lo hicieron. 


RESUMIENDO...

ERAS ASTROLOGICAS Y LA EVOLUCION DE LA CONSCIENCIA



Por la acción de las fuerzas gravitacionales del Sol y la Luna sobre la Tierra, el eje polar se balancea hacia atrás a través de los signos del zodíaco. Este fenómeno conocido técnicamente como Precesión de los equinoccios, es responsable del así llamado Gran año o año sideral, cuya duración es de unos 27000 años (aproximadamente), tiempo que tarda el eje en realizar una rotación completa sobre si mismo. En astrología se denomina era al período durante el cual el eje magnético está orientado hacia un determinado signo. Considerando que son 27000 años dividido  entre 12 signos, tenemos que cada era dura un promedio de algo más de 2000 años.

El signo hacia el cual el eje polar está orientado, determina un influjo que caracteriza a la humanidad arquetípica y energéticamente con las cualidades de este signo.

Se considera que en realidad existen sólo seis signos del zodíaco, y los seis restantes son su polo complementario. Como las dos caras de la misma moneda.

El propósito de la evolución humana, o como diría Jung, de la individuación, es la integración consciente de los diferentes aspectos del ser. Es decir, el reconocimiento, aceptación e integración de las dos polaridades como un todo. Esto produce un sentimiento de unidad, el estar completo, la plenitud.






Por el contrario, la separación, negación o proyección de las características de la polaridad opuesta es lo que una y otra vez nos lleva a estados de distorsión y sufrimiento. La parte negada o separada siempre busca su reivindicación, pero lo hace de manera compulsiva, destructiva, inconsciente. Toma revancha.

Si bien no existe registro histórico, es de suponer que en la Era de Libra puede haber existido una humanidad con Consciencia de la Belleza, Justicia, Armonía y Ecuanimidad. Un total refinamiento. Aunque la historia no lo recuerda, esto sí ha quedado registrado a nivel etérico en los denominados registros akhásicos y en el cuerpo de la humanidad como la memoria de la Raza. 

El libro Orígenes de la Civilización Adámica y otros hacen referencia a toda la organización social, justa y humanitaria aplicada por culturas de esta época –como la de los Kobdas-, y que luego pasó a los Dáctilos en Grecia. Según Vicente Beltrán Anglada, Libra es el Signo del Centro; refleja la Justicia, la Verdad y el Amor como real Sabiduría, características propias del cuarto chacra. Puede haber sido la época de gloria en la que han encarnado los Maestros Ascendidos como Sanat Kumara, donde ha existido la mítica ciudad de Shambala, etc..

En el común de la gente debe haber faltado la integración de la polaridad energética de Aries, que implica el uso y la administración correctas del impulso, la energía y la vitalidad. Esto llevó a un estado de inercia e indulgencia típicamente libriano, provocando la densificación de la humanidad y la materia y el olvido de esos ideales trascendentes.

Así la conciencia se transformó y pasó a la cualidad energética de Virgo.Sin embargo, las enseñanzas tan preciosas de esta época no han desaparecido del todo y se han mantenido hasta nuestros días clausuradas en escuelas y grupos herméticos aislados, apareciendo e inspirando a la humanidad a lo largo de las historia, incluso hasta el presente.


12.000 al 10.000 a.c.: Era de Virgo: Atlántida – Lemuria: Período de perfeccionamiento tecnológico. Virgo es un signo de tierra, pragmático, eficiente, perfeccionista. Pero la polarización en esta cualidad implicó la separación del aspecto pisciano espiritual. Desde un punto de vista energético, Virgo está preso dentro de las formas. Para salir de allí debe transformarse en otra cosa. Y de hecho para convertirse en otra cosa esa forma debe morir. Esta fue la experiencia de la humanidad que en este período llegó a la autodestrucción.


10000 a 8000 a.c.: Era de Leo: Hombre primitivo. Leo es el estadio energético del niño que con dos o tres años se está descubriendo. Está explorando sus posibilidades, su identidad. Conociendo el nuevo mundo más allá de su madre y lo inmediato. Comienza a desarrollar su fuerza y su voluntad. La humanidad leonina fue egocéntrica, infantil. Período nómada en el que sobrevivir era el único objetivo. Desconectado del sentido de Humanidad, propio de su polaridad acuariana, lentamente fue despertando hacia Cáncer.


8000 al 6000 a.c., Era de Cáncer: Primeros asentamientos sedentarios. Cáncer proporcionó el sentido de familia, clan, protección. Aparecen los primeros pueblos y núcleos con identificación grupal. Faltó en cambio la consciencia social y sentido de propósito ulterior, ambición y responsabilidad humanitaria propio de capricornio, su polaridad.



6000 al 4000 a.c.: Era de Géminis: Máximo desarrollo de grandes conocimientos arquitectónicos, astrológicos y culturales en general que surgen en Mesopotamia, Egipto y Oriente. Géminis es la comunicación y también el conocimiento de “la otra parte”, de las sombras. Egipto despliega toda su tecnología y cosmogonía esotérica. Lenguas. Escritura. Contacto con el “más allá”. Y de nuevo podemos ver la separación de la polaridad sagitariana: amplitud y Visión filosófica integradora, que condujo a guerras y más separación.


4000 al 2000 a.c.: Era de Tauro: Amor por la madre Tierra. Tauro conoce las formas dentro de la materia. Su lugar es la Tierra, la ama, la disfruta, la posee. Conoce sus misterios y sus recursos y le rinde honor. En Egipto se rinde culto al becerro de oro. Creta y el Minotauro. En América, Africa y Oriente surgen cultos a la tierra, a lo femenino. Opulencia y materialidad de las cortes y formas de vida. Pero falta la profundidad, compromiso, pasión y búsqueda de la verdad propia de Escorpio en su polaridad.

2000 a.c. al nac. de Cristo: Era de Aries: Guerra, conquistas, invasiones, desarrollo de instrumentos de guerra. Aries es el arquetipo del guerrero. Es la energía que se expresa y se aplica en la acción. En este período aparece la deidad masculina: Jehovah del judaísmo. Dios creador el Universo. Se ofrenda el carnero del sacrificio. Aquí el principio masculino quedó nuevamente separado del aspecto femenino suave e integrador de Libra, el signo opuesto.


0 al 2000: Era de Piscis: Signo del sacrificio, nos trae a Jesús el pescador. Se vive el sufrimiento por estar encarnado y el ansia por volver al estado urobórico, al paraíso perdido. Existe una separación de los aspectos materiales y prácticos de Virgo. Se escapa, hay repugnancia por la materia y su pecado y surge el deseo de Redención.


Del 2000 al 4000: Entramos en la Era de Acuario. El aguatero es el único signo representado por un humano adulto. Aquí la humanidad se reconoce como tal. Existe el sentido unión, integración, igualdad de todos los seres, la experiencia de la verdadera amistad y el uso de las facultades humanas superiores. El planeta regente de Acuario es Urano, que dentro de la mitología griega es el Dios del Cielo. Está representado por un rayo que surca el firmamento e ilumina. Esta es la facultad del Cuerpo Mental Superior, la Inspiración, el conocimiento que viene directamente de las dimensiones superiores de la Consciencia. Acuario sabe lo que es real. Su visión es clara e incuestionable. Y sus ideales de perfección traen el sello inequívoco de su percepción de esas esferas. Pero su gran desafío es la implantación de esas ideas en el mundo de la materia. La cuadratura del círculo: cómo encajar la perfección dentro de las limitaciones materiales de la encarnación. En su afán de materializar estos ideales, acuario puede convertirse en terrorista, perverso y devastador. El fin justifica los medios. Y este es el paisaje que tenemos ahora.

Como se ha visto, el gran obstáculo vivido en la historia ha sido la separación de “la otra parte”. Olvidamos demasiadas veces que somos un todo. Y que lo opuesto es la otra cara de nuestra misma moneda. Ocurrió en la historia. Ocurre a diario en nuestra vida personal. E incluso se ve en el comportamiento de muchos de los que se consideran de la nueva era, que suelen sentirse “especiales” por haber crecido, un grupo de elite que ve a los otros como primitivos a los que hay que evangelizar o dejar pasar.




Acuario ve la humanidad como un todo. Valora los grupos, funciona en comunidades, la globalización. El gran peligro es olvidar que dentro de ese grupo existen individuos que deben brillar para no ser tragados por el sistema. La polaridad de Acuario es Leo. Leo y su individualismo debe ser vivido dentro del sentido de unión y fraternidad.

El corazón es el órgano regido por Leo, que ahora deberá brillar con genuina luz propia. La gran búsqueda de este signo es descubrir su verdadera identidad divina. Ese “yo” egocéntrico propio del niño caprichoso, habrá de convertirse en el “YO SOY” Pura Consciencia y Pura Luz, propia del hombre que se ha visto y ha visto a sus hermanos en su verdadera dimensión espiritual.

Pero que además asume su función y su trabajo siendo el aguatero que lleva el agua en su comunidad para regar los ríos de la Vida, nutrir, ayudar y colaborar, como dice la Gran Invocación, con el plan Divino para la raza humana sobre el planeta.

No es sólo meditando o cantando que cambiaremos el mundo. Limpiando en una oficina, arreglando zapatos o haciendo política, cortando carne o en wall street, se honra lo que cada uno es y se transforma el todo.

Este es el gran desafío.



Fuentes:

Las Eras Astrológicas, El Gran Año Platónico y sus Eras
Adriana Wortman Blog


Enlace:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...