Get your own Digital Clock

Ultimas Noticias

Niños de la Nueva Era



      


Índigos y Cristal, Pioneros de la Evolución de la Conciencia


 

En los últimos años, nosotros hemos oído hablar acerca de los Niños Índigos, Niños de la Estrellas, Niños Psíquicos, y más recientemente, los Niños Cristal. Independientemente de que sean aceptadas esas categorías o no, la mayoría está de acuerdo en que la actual generación de niños es muy diferente a la de sus predecesores.

Esos niños parecen de alguna manera más inteligentes, más brillantes y más sabios. Ellos se sienten muy atraidos por la tecnología moderna, pudiendo dominarla fácilmente, incluso las más complejas y difíciles. Son impetuosos, se concentran en lo que hacen y son honestos en relación con sus sentimientos. Las relaciones son importantes para ellos.


 
  

Los Niños de la Nueva Era tienen una fuerte voluntad, un fuerte sentido de su propia autoestima y con frecuencia rechazan completamente ser dominados por sistemas autoritarios, ya sea en la escuela o en la familia. Ellos tienen problemas en la escuela y tienden a ser etiquetados con ADD (falta de atención) o ADHD (hiperactividad), y como adolescentes pueden llegar a involucrarse en drogas, alcohol y otras formas de comportamiento “extremo” disfuncional.

¿Pero quiénes son estos niños y por qué su comportamiento es tan extremo y tan difícil para los padres y para las comunidades?


Una Crisis Global. En orden de entender por qué estos niños han venido al planeta Tierra en este tiempo, nosotros tenemos que entender la razón de la necesidad de sus talentos especiales. Hemos creado sistemas económicos, educativos y de salud que una vez estuvieron enfocados en la asistencia de las comunidades, pero que ahora parecen más interesados en la avaricia y obtención de ganancias. Más y más personas del mundo se han vuelto pobres tanto en términos de lo material como en lo espiritual, al mismo tiempo que una minoría acumula más poder y riqueza para ellos mismos.



Nuestro planeta Tierra ha llegado a una crisis en su evolución. Como hijos de la Tierra, hemos alcanzado un punto muerto o estancamiento en nuestro crecimiento. Nosotros mismos nos hemos encerrado dentro de sistemas que se han vuelto impersonales y que ya no funcionan para el mayor bienestar de la comunidad de la raza humana.

Como seres humanos hemos olvidado que todos somos una familia y que compartimos un hogar común, nuestro planeta Tierra. Nosotros seguimos degradando nuestro planeta en nombre del desarrollo y asesinándonos los unos a los otros en guerras sin sentido, con frecuencia peleadas en el nombre de la religión y de la “libertad”.


Los Niños Indigo


Comenzaron a llegar con más frecuencia a  partir de la década de los 80. Son niños que están llegando para ayudar a la transformación social, educativa, familiar y espiritual de todo el planeta, independientemente de las fronteras y de las clases sociales.


Son guerreros espirituales cuya función es resquebrajar los viejos sistemas de nuestra sociedad para que algo nuevo pueda ser creado. Ellos son como catalizadores para desencadenar las reacciones necesarias para la transformación del planeta. Son puentes entre la tercera y la cuarta dimensión. 

Los Niños Índigo llegan al planeta con la misión de aumentar la tasa vibratoria, y poseen mejores condiciones biológicas para manejar las impurezas creadas por el hombre, incluso un potencial de cambio en su ADN.

El cambio que aportan estos chicos se  manifiesta en la activación de 4 códigos más en el ADN. Lo normal en los humanos es tener 4 núcleos que, combinados en sets de 3 producen 64 patrones diferentes llamados códigos. Los humanos tenemos 20 de esos códigos activados que proporcionan toda la información genética; excepto 3 códigos, que son los códigos de “arrancar y parar” como si se tratase de  una computadora. Hasta ahora, la ciencia ha considerado  estos códigos desactivados, pero aparentemente, los niños índigos nacen con un potencial de activación de cuatro códigos más.

La Universidad de California (UCLA) realizó experimentos de mezclar células de niños índigos con dosis letales del virus del Sida y con células cancerosas para posteriormente comprobar que no tuvieron efecto alguno en las células de los infantes. La conclusión es que estos pequeños vienen con un sistema inmunológico fortalecido, manifestando inmunidad a las enfermedades.

Ellos poseen una estructura cerebral diferente en lo que se refiere al uso de los potenciales de los hemisferios izquierdo y derecho. Esto significa que van más allá del plano intelectual, estando el foco de su brillo en el plano de la acción.



Los Niños Indigo nos ayudarán a destituir dos paradigmas de la humanidad:
 

1) El distanciamiento entre pensar y actuar. En nuestra  sociedad actual todos sabemos lo qué está bien o mal. Sin embargo, frecuentemente actuamos diferente a como pensamos. Estos niños van a inducirnos a disminuir este distanciamiento, generando así una sociedad más auténtica, transparente, verdadera, con mayor confianza en las relaciones.

2) Mudar el foco del Yo hacia el prójimo a partir del restablecimiento de la autenticidad y la confianza de la humanidad, requisitos previos para que podamos respetar y considerar más al prójimo que a nosotros mismos. Como consecuencia, disminuirá el egoísmo, la envidia y las exclusiones, resultando en una mayor solidaridad.

Estos niños tienen la capacidad de ver más allá de los espectros de la Luz y escuchar todo tipo de sonidos, incluso su propio fluido sanguíneo. Denotan una destacada hipersensibilidad táctil. "Los niños índigo, como su nombre lo sugiere, no son niños azules, sino que se les denomina así porque su aura, o campo energético, tiende a reflejarse dentro de los colores añiles/azules, manifestando la utilización de centros energéticos superiores.

Se les adjudican grandes dosis de intuición, la cual se demuestra en el desarrollo de la telepatía, cualidades para predecir el futuro y también  reconocer la presencia de seres etéreos como hadas y duendes a su alrededor. Además, algunos menores llegan al mundo con el don de la sanación.

Estas criaturas de la Nueva Era no aceptan la imposición ni la autoridad, rechazan la manipulación, la inautenticidad y la deshonestidad. Tampoco aceptan los viejos trucos de la disciplina basados en crear temor y culpa. 


Misión de los Niños Índigo


Los niños índigo son sanadores por excelencia. Ellos tienen la capacidad de drenar, equilibrar y elevar la energía de quienes lo rodean. La frecuencia vibratoria de estos niños les permite sanar intuitivamente utilizando su energía. Al principio ellos "no saben" que pueden hacerlo, actúan instintivamente. Pudiera ser que menciones frente a un niño índigo de dos años de edad que te duele la cabeza, entonces él instintivamente te dice "¿te duele aquí?", dirige su manita a tu cabeza… y en unos segundos el dolor desaparece. Esta faceta de sanación es una característica sobresaliente en los niños índigo, ya que todos, sin excepción. son sanadores.

Un niño índigo viene a elevar la energía del planeta y de sus habitantes. Nos ayudarán a trascender de nuestra tercera dimensión a la cuarta, para ello tienen que trabajar en el cambio de conciencia de los seres humanos que siguen actuando bajo normas, preceptos y estructuras ya caducas. Esto implica realizar cambios en todo el sistema; en la familia, la educación, las formas de gobierno, los valores, los roles, etc. Todo lo que por caduco estorba, tanto para el desarrollo del ser humano, como para el planeta entero.






Esta filosofía o misión puede sonar bonita y hasta poética, pero no es una tarea fácil ni para los niños, ni para los padres, los cuales contínuamente se verán sometidos al enfrentamiento de su propia realidad desarrollándose una enorme confusión, sobre todo en la educación de los niños, ya que pocos estarán preparados para manejar esta situación.

Solamente los padres de un niño índigo que tengan una conciencia diferente, un cierto grado de evolución, podrán hacerlo bien, ya que podrán comprender al niño y su misión, y le ayudarán a llevarla a cabo sin obstaculizar.

Los Niños Cristal


Los niños Índigos son los pioneros, los que nos conmocionan dentro de la conciencia y el cambio estimulado. Ellos son seguidos por un grupo aún más poderoso, los Niños Cristal. Estos niños son los “Guerreros del Corazón”. Ellos están aquí para enseñarnos el camino del amor y de la paz.



Los Niños Cristal son considerados “maestros” totalmente desarrollados que traen consigo la conciencia Crística (Cristo) sembrada en su interior. Ese término denota a un ser que es consciente de su conexión con la fuente divina y decide vivir en armonía con ese conocimiento.


Debido a que ellos funcionan con tan grande nivel de conciencia, estos niños son extremadamente sensibles tanto al medio ambiente como a las emociones y sentimientos de otros. Ellos han venido a instruirnos con relación a la tolerancia para los otros y para nuestro hogar, el planeta Tierra.


Los Hijos Índigo-Cristal


Están aquí para confrontarnos con esas realidades en el ámbito familiar y comunitario. Ellos nos obligan por medio de su propia presencia a darnos cuenta de lo que le hacemos a  a nuestro planeta y a nosotros mismos. Ellos lo hacen como guerreros espirituales, esto es, viviendo su verdad y haciéndonos conscientes de nuestra verdad.

grupo de 5 niños uniendo sus cabezas para formar un circulo


La Aventura de los Índigo Cristal


Para estos seres de Mayor Conciencia la encarnación en el planeta Tierra es una aventura. Es un “proyecto grupal” en el cual miles de estas almas están llegando como maestros y sanadores para la raza humana.

Están aquí para despertarnos y harán cualquier cosa que necesiten para impresionarnos dentro de la percepción consciente. Pero también están aquí para divertirse. Un tema constante en sus vidas es el deseo de divertirse.


Generalmente ellos no ven su misión de una manera “responsable” y por esa razón frecuentemente  no están adecuadamente preparados y se meten en problemas con los sistemas y creencias de la Tierra. Es nuestro papel ayudarles a entender la naturaleza de la vida en la Tierra y ayudarles a crear más la diversión y alegría que ellos buscan. Necesitamos confirmarles que los estamos escuchando y que estamos dispuestos a ayudarles con su misión de la evolución de la conciencia.


Creando la  "Nueva Tierra"


El propósito de la evolución de la conciencia para la Raza Humana como un todo es la creación de una Nueva Tierra. Con la asistencia de los Niños Índigos-Cristal, nosotros como especie redescubriremos nuestra Unidad y humanidad, y usaremos este conocimiento para elevar nuestra conciencia y empezar a crear una ” Nueva Tierra”; un lugar donde cada ser viviente pueda prosperar y ser respetado por lo que es, y donde pueda vivir en armonía y amorosa tolerancia respetando las diferencias de sus semejantes.

Es en esta situación que los Niños Índigo y Cristal, los “Niños de las Estrellas”, han sido enviados. Ellos son guerreros espirituales que han venido a cambiar nuestra conciencia. Están aquí para hacernos conscientes de lo que estamos haciéndonos a nosotros mismos y de cómo necesitamos nuestra vida comunitaria en orden de crear situaciones más vigorizantes, pacificas y amorosas que fomenten nuestro crecimiento como especie humana.  







          











Enlaces a este tema




Publicado por Mariam Bolet

1 comentario:

Anónimo dijo...

Saludos,
Hoy creo haber entendido por completo mi forma de ser, de pensar y de mi vida, de como veo el mundo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...